lunes, 29 de abril de 2013

La comunión

Prueba superada con éxito. El sábado mis dos hijos hicieron la comunión. Por fin podemos dormir sin un vestido de organza ondeando sobre nuestras cabezas, colgando de la lámpara de nuestro dormitorio. No preguntéis. Una mirada y chasquido de lengua de mi madre fue suficiente para que abandonara la idea de meter el vestido de la nena en el armario. Qué poder el de algunas madres, quien lo pillara. Esa mirada que te está diciendo de tó y no te dice ná. Y tú a tus 39 castañas, que ya son castañas, no necesitas más, retiras el vestido de la barra, miras hacia arriba y localizas la lámpara de tu cuarto. Cinco días. Con sus cinco noches. Con el vestidito en cuestión sobre nuestras camas, que a las 3 de la mañana te levantas a hacer pis y te metes un susto acompañado de gritito y bronca del marido, que es para verlo.
 Volviendo al día X, había muchas cosas que podían haber salido mal, y sin embargo todo fue genial. Podrían haber dado un estirón en el último momento y que los atuendos les quedaran cortos, o haberse manchado en el recorrido de casa al cole, o que hubiera llovido, o mil cosas terroríficas más. Y todos esos pensamientos de posibilidades nefastas corrían por mi mente de madre histérica los días previos. Pero no pasó nada, todo fue genial. La niña se despertó nerviosa y el niño feliz y relajado. En todo siempre son opuestos, o complementarios según se mire.
-          La niña: ay mamá qué nervios tengo, ¿lo haré bien?
-          Yo: Pues claro que sí cariño, es imposible que salga mal. Porque aunque fuera así, nadie nos íbamos a dar cuenta. ¿Tu S. estás nervioso?
-          El niño: ¿Yo? Que va!, si hemos ensayado muchísimo. Lo que pasa es que como la hermana lee, por eso tiene más tensión, yo no, es lo bueno de leer mal, que no te eligen para estas cosas.
El niño tiene una jeta que le saca partido hasta a ser un paquete.
Desde luego que tener a cada uno de una forma de ser tan totalmente diferente le da vidilla al asunto, porque si los dos fueran tan perfectitos y autoexigentes como la niña, sería un poco aburrido. Y si los dos fueran tan @#€& como el niño, directamente me cortaba las venas.
En Madrid hoy hace un frío de tres pares de pelots, y llueve sin parar, sin embargo el sábado hacía frio, pero con ratos de solete a todo meter. Así que los niños pudieron jugar al aire libre, subirse a un castillo hinchable con sus galas y perseguirse por los jardines del lugar donde fuimos a comer.
Lo dicho: ¡prueba superada con éxito!.

30 comentarios:

  1. Desde luego que se complementan!
    Me alegro que todo saliera bien y que hasta el tiempo acompañara!
    La verdad, que despertarse cada noche viendo algo sobrevolando vuestras cabezas, es para asustarse, jajaj.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asustaba bastante!!! yo no me acostumbraba a ese vestido ondulante sobre mí... Besos!

      Eliminar
  2. Uee! Qué bien! Cuando hay tantas expectativas puestas en un día los nervios no perdonan, así que me alegro de que hubiesen hasta ratitos de sol!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ratitos además, como hechos a medida: justo después de la ceremonia cuando salimos al patio del cole, luego justo después de la comida cuando salieron los niños a jugar... ¡De diez!, tuvimos una suerte con todo tremenda!!!! Besos

      Eliminar
  3. Jajajaja, casi me descojono al leer lo del vestido... ay, qué susto!

    Me alegro de que todo saliera tan requetebien. Una cosa a tachar de tu lista de TO DO's.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay que veo que tú eres de las mías, qué placer lo de tachar en la lista de tareas. Una cosa menos!!!

      Eliminar
  4. Felicidades. A mí me llovió en las tres comuniones. Soy muy gafe. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me vas a matar pero... Que problema había con meter el vestido en el armario? No se cuelga igual q en la lámpara?
    Me alegro de q todo saliera bien. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja que se arruga!! Se aplasta mas q colgado de una lampara. Yo no te mato, pero si se entera mi madre..,,
      Besos!

      Eliminar
    2. Dijiste que no preguntáramos, pero yo también me lo preguntaba... y si dentro del armario se podía aplastar, ¿no podía estar "sobre" el armario, en el techo? es que no me imagino cómo podría estar colgando de la lámpara, excepto que literalmente colgara de la lámpara, en cuyo caso, taparía la luz, ¿no?

      Eliminar
    3. Jajajaja voy a ver si encuentro tu mail en tu blog y te mando una foto. Literalmente colgaba de ls lampara, la percha enganchada en ella. Los armarios llegan hasta el techo, no había hueco.
      Jajaja me parto con las dudas metafísicas del colgado.
      Besos

      Eliminar
    4. :O Grandes armarios. ¡Tienes habitaciones bien altas! ¡Envíame la foto! silviawav@hotmail.com

      Eliminar
  6. Jja, qué bien. Mareee, me imagino lo del vestido y me da algo!!!!jajaja

    ResponderEliminar
  7. Ahhhh! Que me he perdido yo la comunión!!!!! Ufff! Otra prueba superada Matt, otro estres menos, que bien!
    Me alegro de que todo saliera estupendamente, y con el tiempo que ha hecho estos días, habéis tenido mucha suerte.
    Tu madre en su línea, ya veo jaja, a los 40 son capaces de hacerte seguir sintiendo como una irresponsable que no sabe hacer las cosas, para eso son únicas jaja.
    Besos (ya sé que son 39, que te veo venir, es por redondear)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, estás tu buena con el redondeo, jajajaja
      Las madres son (¿somos?) así...
      besos

      Eliminar
  8. Que bien!! la rubia tambien hizo la comunion que frio !!

    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, ya leí tus dudas sobre la ropa y el riesgo de congelación con ella, jajajaja

      Eliminar
  9. Yupiiiii. Qué grimilla me ha dado lo del vestido flotando en mitad de la noche... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. daba mucha impresión, ufff, menos mal que no sigue ahí...

      Eliminar
  10. Enhorabuena a los niños y me alegro que no lloviera y que todo saliera perfecto.
    Lo del vestido colgado de la lámpara es lo habitual, a mí me daba mal rollo entrar en el salón y allí estaba el vestido mirándome jajajajaja
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo no lo había hecho nunca, pero supongo que al tratarse de vestidos amplios, largos, que tienen que quedar ahuecados, si no tienes un gran vestidor donde colgarlos, la lámpara es una alternativa, je ;o)

      Eliminar
  11. Enhorabuena oiga..la comunión es como el primer paso a la adultez de la niñez :P o eso decía mi abuela jajaja un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayyy, que yo no quiero que se hagan mayores!! me encanta como son ahora! Besos y gracias

      Eliminar