jueves, 15 de enero de 2015

Así vamos

Ya hace un mes y ocho días que nació la niña, y se me ha pasado volando. Con lo eterno que se me hizo el embarazo, con ese final que parece que fueron dos años en lugar de dos meses,  y ahora que tengo lo bueno, vuela.

La niña es un lujo de bebé, solo deciros que los dos grandazos de sus hermanos me dan más trabajo que ella. Tiene bemoles la cosa, pero es así y si dijera lo contrario mentiría. Entre sus deberes, extraescolares, peleas tontas entre ellos, voces, invitaciones a cumples, etc. dan infinitamente más guerra.
Mientras la cucú linda (me he vuelto ñoña de remate, aviso), es un sol. Come, duerme, hace ajos, me mira fijamente, vuelve a comer y vuelve a dormir. Así pasa sus días, bajo mi deleitada mirada.

Una vez más confirmo que el talante, carácter o cómo quieras llamarlo, se descubre bien prontito. Mi nena pequeña es tranquila, cariñosa, y muy de cagarse en el pañal recién cambiado.

Le gusta el baño, aunque no me quita la mirada ni un segundo, como en plan: "madre, tú tienes claro que esto es seguro, ¿no?".
Le encanta el paseo que nos damos todas las mañanas y todas las tardes.
No le gusta que le ponga toda la ropa de abrigo dentro de casa, se lo tengo que poner en el portal, porque si no se queja.
Le gusta que la tenga en brazos, pero si lleva mucho rato, se queja, la dejo encima de mi cama o en una superficie amplia y eso le encanta porque se puede mover bien, da patadas al aire y agita los brazos.
No tiene cólicos, lo cual es una (otra) gran suerte.

Sin grandes lloros ni gritos, todo de forma muy sutil, pero me hace saber bien claro lo que le gusta y lo que no.

Siempre me ha sorprendido la gente que dice que un bebé no hace nada. Hacen muchas cosas y se comunican a su manera, solo hay que estar pendiente para captar sus señales.

Ya he avisado en el trabajo que me cojo unos meses de excedencia cuando termine la baja maternal, de manera que cuando me incorpore la nena tendrá diez meses.
Entiendo que el poder hacer esto es una gran suerte y es cuestión de podértelo permitir económicamente. Lo que no me vale es lo de no hacerlo porque en el trabajo les vaya a parecer mal. La excedencia por cuidado de hijos durante el primer año es un derecho que tenemos, y yo lo pongo al mismo nivel que la baja maternal. A la empresa no le cuesta un duro y tiene la obligación legal de mantenerte tu puesto de trabajo.
El problema es que durante esos meses no cobras nada, ni sueldo ni prestación de la seguridad social. Pero no puede ser un problema que a tu jefe le parezca mal. Se trata de cambiar la cultura empresarial en ese sentido. Si tu jefe es de ese perfil, el problema ya lo tienes quedándote embarazada, no va a ser mayor por coger unos meses extra. Me he enrollado en este punto, porque es un tema que he comentado con bastantes mujeres, y el otro día hasta en un blog. Lo de "que suerte tienes, yo incluso pudiéndomelo permitir económicamente no puedo porque a mi jefe le parecería mal". ¿¿¿¡¡¡¡ What ???!!!!.

Hay que adaptar la cultura y costumbres a la realidad. Y la realidad de hoy en día es que la mayoría de las mujeres tenemos hijos y trabajamos. No podemos cuidarlos al 100% ni trabajar al 100%, por lo que hay ajustes necesarios en ambos lados, que se tienen que hacer para poder compatibilizar de aquella manera, ambas facetas. Asumiendo que hacer dos cosas a la vez es imposible y que por lo tanto, realizaremos ambas tareas de forma imperfecta, pero es lo que hay. Me gusta ser realista y no creerme patrañas fantasiosas.

Volviendo a mi relato - que se me ha ido un poco la temática - que estoy muy feliz, disfrutando mucho de este regalo de niña. A pesar de que desde que nació no he vuelto a ver series por la noche, ni he tenido mis ratos largos de lectura, y por supuesto, mis copitas de vino tinto están desterradas desde el inicio del embarazo... Son cosas que creedme que no echo de menos. Ya he tenido la experiencia dos veces, de lo rápido que pasa esto. Con la primera sí sufrí por no poder hacer mi vida normal, a la vez que cuidaba del bebé. Ahora se que es algo temporal y que tiempo habrá para Los Soprano, Stephen King y el rioja.

41 comentarios:

  1. Que bien saber de vosotros. Y que alegria de bebe. Los peques deben estar encantados. Me parece genial lo de la excedencia, creo que la baja maternal de españa es de risa, ojala fuera mucho mas larga. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es muy poco tiempo, 16 semanas pasan volando y siguen siendo muy bebés. Ya sufrí con la mayor dejarla tras la baja maternal y vacaciones, porque hace 11 años no teníamos permiso de lactancia, y lo pasé francamente mal.
      Un beso

      Eliminar
  2. Disfruta a tope, pasa tan tan rápido. Yo cogí la excedencia con el primero, algo más de dos años, comencé a trabajar en mayo y él iniciaba el cole en septiembre. Lo disfruté muchísimo. Con la segunda, pobrecita mía, pero yo huí de casa, era hiperactiva, llorona y no dormía más de 3 horas al día y yo prefería marcharme todos los días unas horitas y "descansar" (tengo jornada continua, huía de casa de 6.30 a 15.30). Con la Peque, la verdad es que tenía una jornada reducida (8.30/14.30) y aunque me lo pensé, finalmente no lo cogí.
    Entiendo que no todo el mundo puede permitirse el lujo de estar una temporada sin cobrar, pero no puedo entender que alguien no coja la excedencia, queriendo hacerlo, porque a su jefe no le va a parecer bien. En mi caso, no a mi jefe directo, sino al máximo responsable, sé que no le pareció bien, todo lo contrario, pero "ajo y agua".
    Besinesss y disfruta que pasa todo demasiado rápido.
    P.D. Y mi niño ¿como lo lleva? ¿sigue encantado con su hermanita?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue encantado, le tenías que ver, está muy gracioso. Su hermana le parece "lo más" del mundo.
      Un beso

      Eliminar
  3. Modo envidia babosa muyyyyyy ON.
    ¡Disfruta!

    ResponderEliminar
  4. Qué hermosura de niña, ya parece que la veo; que coma y que duerma bien es una bendición. Qué bueno que podrás estar más tiempo en casa. Te deseo que sigas disfrutando cada día :)
    Supongo que a la mujer que le preocupa que a su jefe le parezca mal (tomarse ella más tiempo), no le preocupa por quedar bien con su jefe, sino porque eso ponga en riesgo su empleo. La cultura toda tiene que cambiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Silvia, yo también interpreto ese miedo así. Pero no se puede vivir con miedo, sobre todo cuando es un derecho que tenemos. Asimilo el miedo a la excedencia por cuidado de hijos al miedo a la baja maternal. Es lo mismo, y no me gusta. Las leyes nos amparan en ese sentido.
      Un beso

      Eliminar
  5. Que lindo que estes compartiendo tanto con la mas chiquita de la familia.. parece una beba buenisima!! que sigas disfrutando!!!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!, así seguiré si Dios quiere.
      Un beso

      Eliminar
  6. Qué suerte tienes. Mis hijos tuvieron cólicos y no los disfruté tanto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los cólicos tiene que ser muy duro. Los míos han tenido gases, pero algo asumible, nada de lo que describen de los cólicos.
      Un beso

      Eliminar
  7. Qué bien lo llevas!! Lo estás disfrutando! Creo que si yo tuviese otro también relativizaría el no poder hacer mi vida habitual y lo disfrutaría más... o no, quién sabe, jajajaja!
    Me alegro de que te puedas permitir la excedencia. Yo no pude (aunque si junté vacas y lactancia).
    Un abrazo guapetona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te pasaba igual, porque es algo que oigo a todas las madres "veteranas". La experiencia es un grado amiga ;o)
      Un beso

      Eliminar
  8. Súper de acuerdo con lo que dices. Hay jefes que son unos capullos y te explotan hasta a punto de dar a luz, ¿y les tienes que tener consideración?

    Besosss

    35+4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque no lo sean, si tú necesitas hacer uso de una excedencia, a la que tienes derecho, y que no olvidemos que no conlleva ningún coste económico para la empresa, porque durante ese tiempo no cobras, tienes que poder elegir cogerla libremente.
      Un beso

      Eliminar
  9. Pues qué suerte en general!! La niña es un solete y encima puedes disfrutar más de ella... así que no desaproveches ni un minuto y sigue con esos paseos y viendo esas señales sutiles de la peque. Por cierto, es verdad lo del carácter. mi madre dice que yo siempre he sido igual, desde que era un renacuajo tenía mucho carácter, me reía a carcajada limpia y si algo me molestaba lo hacía saber a base de bien. Así que disfruta mucho y no dejes de ir contándonos cuando tengas ratitos :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tengo claro por mis hijos, los dos mayores son ahora como ya se intuía que eran de bebés. Somos como nacemos, lo que se modela son las formas sociales, la educación para adaptarse al medio, pero el carácter lo traemos puesto al nacer.
      Un beso

      Eliminar
  10. ¡Qué bueno!Estás disfrutando más plenamente este bebé, que sí creo como tú que se comunican a su manera y muy inteligentemente .
    Disfrútala mucho que ya sabes que pasa volando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que vuela sí, me parece mentira lo rápido que pasa.
      Un beso

      Eliminar
  11. Me alegro un montón de que lo estés disfrutando tanto!!! Y tienes razón en que hay que ir educando a las empresas y que no nos coarten la libertad de poder pedir una excedencia si la necesitamos. Un besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, los derechos que como trabajadores, hemos conseguido, hay que cuidarlos mucho. No hacer nunca abuso, no coger bajas por enfermedad falsas, pero sí, utilizar bajas, excedencias, etc. cuando son necesarias.
      Besos

      Eliminar
  12. Quieres que te sea sincera??? A mi primera niña no la disfrute por los agobios de novata, a mi segunda tampoco porque se lleva dos años con la mayor y fue un estres... pero a la que si que disfruté fue a la tercera... ademas tambien me cogi unos meses de excedencia y estuve todo el verano con las tres en casa, sin agobios... Una gozada. Ahora te toca a ti.... a disfrutar de ese bebe tan encantador!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me ha pasado un poco igual. A la mayor la disfruté y la sufrí a partes iguales. Al segundo, que era un bendito, lo disfruté a medias, porque tenía a la de 16 meses en casa, que no la llevé a guardería para cuidarles a los dos mientras yo estuviera en casa. Y ahora... ¡esto es el lujo!, bebecita buena y yo con todo el tiempo solo para ella.
      Un beso

      Eliminar
  13. Enhorabuena por tu niña tan buena, y me alegro mucho de que lo esteis disfrutando...
    Desde que trabajo, hay una vena revolucionaria en mí que desconocía, y esa Ali está de acuerdo contigo. Como bien dice mi madre, mientras más te agachas más se te ve el culo, y esto, aplicado a lo laboral, se traduce en que no debemos de perder nosotros solos los derechos que sí que tenemos todavía...
    Ale, a seguir disfrutando!! Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la expresión de tu madre, jajajajaja. Pues sí, tenemos que cuidar mucho los derechos que tenemos y que tanto ha costado conseguirlos.
      Un beso

      Eliminar
  14. Qué gustazo "oírte" hablar así, Matt. Me alegro muchísimo de que todo vaya como dices y también de que prefieras coger unos meses de excedencia para estar con tu nena... hay cosas que merecen la pena vivirlas y da igual lo que puedan pensar los demás, máxime cuando es un derecho adquirido desde el momento que te quedas embarazada.

    besos apretaítos, amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Yeste, lo veo igual. Por eso me pone nerviosa, diría que casi me enerva, el discurso de "yo lo haría pero no puedo...". Conste que con mi hija mayor la cagué y no la cogí un poco por lo mismo que ahora me crispa. He evolucionado, por suerte!!.
      Un beso

      Eliminar
  15. Yo era asi como tu hija de pequeña la verdad, y es una suerte! jejeje
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un bebé bueno es una bendición, lo mismo que uno llorón y con problemas... todo lo contrario.
      Un beso

      Eliminar
  16. Ostras, qué gozada de niña. Me parece muy bien tu excedencia, podrás gozar más tiempo de ella, nosotros lo hemos hablado y si algún día pasa, será él quien la coja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, esa es una de esas cosas que hasta que no te encuentras en la situación no sabes cómo reaccionarás. Yo también pensaba que podría ser el padre hasta que tuve a mi bebé en brazos y cambié radicamente a un: "a este bombón lo cuido yo".
      Un beso

      Eliminar
  17. Hola!!! Noto un pequeño cambio entre tu agobio por tener que cogerte la baja un tiempo antes de dar a luz y la forma reivindicativa en la que comunicas tu excedencia, no? Espero que no sea porque te lo han hecho hecho pasar mal....
    Disfruta de tu peque que crecen muy pronto y en breve le tienes cumpliendo un añito!! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mónica!, notas la diferencia porque para mi la hay, te cuento:
      - la baja por enfermedad previa al parto no me la esperaba porque en mis dos embarazos anteriores trabajé hasta el final. Además yo era de las de "el embarazo es un estado natural y no es enfermedad". En este tercero me he comido mis palabras, ya que yo al final estaba enferma: ciática, tensión alta, infección de orina y problemas en el riñón. Quedarme en casa enferma sin poder hacer nada, sin tener bebé al que cuidar, no entraba en mis planes y lo llevé mal.
      - La excedencia para cuidado de hijos es otro cantar. Tienes un bebé al que cuidar, que para mi es años luz más importante que estar en la oficina. Entiendo que es un lujo que no todo el mundo puede permitirse por motivos económicos, pero no por miedo. Porque el miedo a una excedencia por cuidado de hijos, protegida legalmente, es el mismo miedo a un embarazo o baja maternal. Y hay que luchar contra él.

      Un beso

      Eliminar
  18. Hasta 3 excedencias he cogido yo y aún lo estoy pagando, eso si, si tuviera otro hijo, no tengas duda de que cogería una cuarta.
    Buen hecho

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me la cogí con la mayor, y me arrepentí tanto, que con el segundo no lo dudé, y con la tercera menos.
      Un beso

      Eliminar
  19. Las personas que dicen no cojo la excedencia porque a su jefe le parecerá mal es porque creen que las van a despedir, o similar. Pero el problema de estas personas bajo mi punto de vista es que no saben tener claras las prioridades en la vida. Que tu vas a dejar a tu hijo con 4 meses en una guardería, que vas a privarte y privarle de estar esos meses tan importantes de su vida, por un trabajo, que lo mismo pierdes a los meses por cualquier otro motivo? Y quien te devuelve el primer año de tu bebe?
    Si se puede hay que hacerlo.
    Me alegro que tu nena sea tan fácil de llevar y la estés disfrutando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, hay un tiempo irrepetible y es el que pasas con tu hijo, nunca más a a volver a tener 6 meses, nunca va a gatear o a andar por primera vez. Mientras que días de trabajo, al menos en mi caso, monótonos e iguales, tengo miles.
      Besos

      Eliminar
  20. Primer post que te leo y me ha parecido encantadora la forma de expresarte que tienes, es imposible dominar la sonrisa cuando leo lo que hablas de tu bebé, incluso de los comentarios que te dan tus otros dos pequeños. Es lindo y alentador ver como una madre logra hacer todo, priorizando lo que es importante, aprovechando esas instancias al máximo.
    No me imagino lo ocupada que debes estar con todo, con todos los aspectos de tu Vida y saber llevarlos bien, disfrutarlos, y por lo que he leído en otras entradas de tu blog, lo sabes hacer y eso es gratificante.
    Me tendrás más seguido por aquí leyendo tu blog, muchos saludos y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y bienvenida.
      Besos

      Eliminar