martes, 26 de marzo de 2013

A perro flaco todo son pulgas…

… y yo estoy de un perro flaco que no me tengo.
Enumero a continuación algunas de las incidencias que se han producido en esta familia a raíz de tener al padre operado y de reposo durante 6 semanas, de las que ya han pasado 3, iujuuu:
-Al poco de llegar a casa del hospital, el niño se puso con anginas y otitis. Mis hijos no suelen enfermar (dejo el teclado para tocar madera). Pero no podía la estadística habernos reservado un constipadillo para estas fechas, no. Anginas y otitis. Con un par. Por la noche se puso a 40 de fiebre y no había quien la bajara. Y además, varón. Con lo cual, los gritos de: ¡¡ayyy, qué malo estoyyy!!! Que me mareoooo!!!. Los debió de oír todo el edificio, qué digo, ¡todo el barrio!. A urgencias y una semana a augmentine. A día de hoy ese pequeño reto, ya está superado. Hip Hip Urra.
- La semana pasada iba yo como las locas, corriendo desde mi trabajo a recoger una cazadora que había dejado para cambiar la cremallera (el tema destrozos de ropa y pérdidas de material en el patio del colegio dan para un post enterito), a la farmacia, y a recoger a mis hijos de judo. Tan acelerada iba que me metí un piñazo de esos que salen en los videos crueles que se supone que dan risa y que a mí nunca me han gustado. No sé si me hice esguince, porque no he tenido tiempo de ir al médico, pero se me infló mucho el tobillo, y pasada más de una semana, me sigue molestando.
- Como soy tan impaciente, me puse el tobillo con hielo, y aguanté tanto que me he hecho como una herida, o quemadura rara… Ahí diréis que eso ya no es “a perro flaco todo son pulgas” sino que este perro está agilipoyao. Y tenéis razón, no lo voy a discutir.
- En el trabajo no me he podido coger estos días de vacaciones. Tenían prioridad otras personas del equipo que en navidad me cedieron a mí la posición de elegir, así que aquí estoy currando, y dejando en casa al convaleciente y los niños.
- Mi marido tiene una baja de 6 semanas en plena crisis de todo, que ha llevado a este país de un extremo al opuesto. Del abuso de bajas no justificadas… a esto. Y aquí voy a hacer un inciso con el que es posible que no gane simpatías puesto que este blog es leído por mujeres y madres: una de las bajas que para mí están en la categoría de abuso, es la de la mujer embarazada, en perfecto estado de salud, que se pide la baja, para tener tiempo de pasear, decorar la habitación del niño y preparar la llegada del retoño. Lo siento mucho, pero eso es una estafa. La baja laboral está para la mujer que tiene que hacer reposo, que el bebé no coge peso y en definitiva, que necesita una baja laboral, no una excedencia por asuntos propios. El abuso en las prestaciones y beneficios sociales solo se traduce en que finalmente el que lo necesita tampoco va a tener derecho a ello. Hay muchos más casos de abuso pero no me quiero enrollar.
El caso es que ahora, como decía, hemos pasado al extremo opuesto del absurdo. Mi marido se ha operado de osteotomía tibial y ligamento cruzado. Tengo que ir todas las semanas a la seguridad social a por su parte de baja. Hasta ahí de acuerdo. Además, me dejan que vaya yo, con el informe médico, las radiografías, etc. y su médico, muy amable además, siempre me da el parte de baja, me pregunta por marido y le da recuerdos de su parte (un encanto, vaya). Pero es que ahora resulta que además, tiene que ir él a FREMAP, con el informe del médico que le ha operado, además con los partes de baja de la seguridad social, y tiene que llevarlo él en persona. Al loro: él en persona. No vale que lo lleve yo en su nombre. Así que ponemos en riesgo el reposo que tiene que hacer por prescripción médica, para que el hueso suelde, los tornillos, la placa y el nuevo tendón, se acoplen a su pierna (dicho en cristiano, que yo de medicina no se nada). Yo no veo ningún sentido a esta triple auditoría de una baja que no debería de suscitar ninguna duda. Porque además viene de una persona que no ha tenido bajas previas en su vida laboral. Y que por el tipo de operación, eso debe estar en tablas, tipo: operación “X” à “Z” días de baja.
Pues no, como os digo, ponemos en riesgo la recuperación, fastidiamos a la cónyuge y a la salud mental de todos, teniendo que ir cada semana, a su médico, a la seguridad social, y a FREMAP. Es de locos. En el justo medio está la virtud, como decía Aristóteles, pero en este país somos de: o descalzos o medias de seda. Me tiene contenta este país… grrrr.
Para terminar este post que me ha quedado bastante serio y mustio, os cuento la última de ayer. Cuando llegué a casa mi hijo me recibió a golpe de : ¿puedo salir a la calle con botas de agua?. Llovía a cántaros, pero yo tenía que salir a hacer la compra y a la farmacia. Últimamente ficho diariamente en la farmacia, el día que ya no tenga que comprar: eparina o apósitos o enantiun o betadine o... Lo voy hasta a echar de menos. El caso es que salimos, y S. según ve un charco, que ya de lejos se veía que no era el pantano de Cazalegas, pero por poco, me dice: ¿puedo meterme en el charco?, y contesto: sí pero no SALTES... ZAS!!!!! Saltó como si fuera un olímpico. El charco-pantano propulsó agua y barro hasta la entrepierna de su pantalón recién lavado.
Le iba a razonar que cómo se le ocurre, con su estatura y peso, que es casi como el de su abuela, saltar con esa potencia en tremendo charco, pero me abstuve, porque seguro que me habría contestado con un: ¡ah!, ¿que la abuelita también salta en los charcos?... Su forma de razonar es así. Y no lo digo por decir, me baso en un hecho concreto. La última vez que fuimos al cine, se dirigió a por su elevador, y le comenté, si no creía que había llegado el momento de dejar de usar elevador, ahora que ya es casi tan alto como su abuela, y contestó: ah, ¿que la abuelita también usa elevador en el cine?...
La imagen de mi madre subida en un elevador(*) me acompaña desde entonces…
(*)para los no conocedores: un elevador, es como un cuadrado de plástico que ponen en el asiento los niños muy pequeños, para ver bien la pantalla.

36 comentarios:

  1. Chica, no sé porqué hay rachas en que todo se acumula, yo en estos casos siempre acudo a dos frases, una es de mi madre y dice algo así como que Dios no te de todo lo que tu cuerpo pueda aguantar...ahora me suena rara al escribirla, pero creo que es eso. La otra es la típica de Murphy, si algo puede empeorar, empeorará, yo es que soy muy fan de Murphy y tengo comprobado que cuando estás a tope y dices, joder! no puedo más, otro lío más y dimito !catapum! ahí llega y además no dimites, y también puedes con ello.
    Y todo esto te lo digo por queeeeee....y yo que sé, por solidarizarme de alguna manera, porque me parece que para animar lo que se dice animar, no sirve.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, no se si sirve para animar, pero es exactamente lo que pasa. Es increible el aguante que tenemos, por eso también es peor pensarlo que pasarlo, porque ni tu propia mente se hace a la idea de lo que puedes llegar a aguantar.
      Besos!

      Eliminar
  2. Estoy muy de acuerdo con lo del abuso de las bajas, aquí hemos abusado hasta pidiendo medicamentos pensando que la SS era eterna y gratuíta.
    Murphy se ha instalado en tu casa esta semana, por si fuera poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Murphy está instaladísimo, en los últimos días ha habido una avería de no se qué en el barrio y estuvimos horas sin luz, ascensor ni caldera... ¿¿!!!???
      Besos

      Eliminar
  3. Ay nena! Si es que siempre vienen todas juntas, pero piensa, que también se irán juntas! Animo, ya solo quedan tres semanas!!
    Y lo de las bajas, totalmente de acuerdo! Se ha abusado de todo, y se sigue haciendo. Conozco a una chica, que nada más enterarme que estaba embarazada, sin notarse la tripa ni nada, baja. Le pregunté a su madre, y me dice "está bien, pero es que se cansa mucho". Y que luego haya algunas que casi casi paren en la oficina! Que yo también estoy cansada y aquí estoy, jeje.
    Enorme la lógica de tu hijo, como niño y como futuro hombre! jajaj
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ir más lejos en mi segundo embarazo rompí aguas en la oficina... que no digo yo que eso sea lo ideal, ni mucho menos!, pero tampoco el extremo opuesto, cuando no se necesita.
      Besos

      Eliminar
  4. Vaya, niña. La lógica de tu peque se parece a la del mío, que juraba y perjuraba que en su cole no ponían notas, que no traía notas, que no y que no porque no había ningún pentagrama. Ya sabes. Ganan siempre ellos.

    Las cosas, de repente, mejoran. No se sabe cómo, pero siempre lo hacen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que tiene miga la lógica de tu hijo, jajajajaja, me parto. Menudas ideas que tienen!. Besos

      Eliminar
  5. Joeee, pues sí que estamos de racha mala...Bueno, espero que tu marido se vaya sintiendo mejor y sobre todo, que la cirugía haya sido un éxito. Yo tampoco entiendo lo de que le hagan ir a él a dar fe de su estado...(y comparto tu crítica al exceso de bajas no justificadas).
    Muchos ánimos guapetona.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La operación salió fenomenal, y en las revisiones le dicen que va estupendamente.
      Besos!

      Eliminar
  6. Pobre tu marido con el tema de la visita esa... Piensa en lo feliz que serás cuando no hayas vacaciones escolares y cuando le den el alta a tu media naranja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo del alta es lo que más necesito. Las vacaciones escolares duran poco, y la verdad, me alegro de tenerles en casa!.
      Besos

      Eliminar
  7. Con el tema de las bajas totalmente de acuerdo, tanto abuso hace que paguen justos por pecadores.
    Del lío que tienes instalado en tu casa piensa que "no hay mal que cien años dure".
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es frase me viene que ni pintada, me la diré unas cuantas veces al día!!!

      Eliminar
  8. Lo de tu hijo es la bomba! Me parto... Con lo de tu marido paciencia y si pudiera ser para todo lo demás Mastercard, pero con la crisis tampoco está el horno para bollos, eehh?? Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tampoco tampoco, ya lo que faltaba es que se me vaya la olla con la tarjeta, jajajaja

      Eliminar
  9. Entiendo que has escrito esta entrada para desahogarte.... pero permiteme reirme un poco... porque todo es bien gracioso!!! La verdad que esta claro, siempre pasan las cosas todas juntas... sino no tendria gracia...
    Ten mucha paciencia con el tema de los medicos y tu marido que ya has superado la mitad de la baja.... Pensamiento Zen!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pensamiento zen forever!! qué remedio, mejor intentar llevarlo bien, con calma y humor.
      Besos

      Eliminar
  10. Comparto tu opinión sobre la baja laboral en algunas mujeres embarazadas, que no todas, evidentemente. Y te mando muchos ánimos para lo que te resta, la mitad (piensa en eso).
    Ha habido una pasa terrible de gripe con otitis, a mí me dio la rara, gripe con ganglios en la boca, no se lo recomiendo a nadie y ni siquiera me pude coger la baja porque me descuentan dinero si lo hago (de ahí que tampoco me parezca justa esa baja maternal que no es por un parto o embarazo difícil).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que cuando es necesario no se discute, el problema está cuando se abusa.
      Besos

      Eliminar
  11. Ayyy, mi niña... Espero que las cosas se vayan enderezando de a poquito (o de a muchito, puestos a pedir) y puedas respirar más desahogada. He flipado con lo de que tu marido tenga que ir él aun estando de reposo... qué fuerte me parece. Tienes razón en que se ha forzado tanto el sistema que ahora la cosa va como va...

    Un besote y ole por la lógica aplastante de tu niño. Jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa ya va mejor. Por una parte, uno se acostumbra a la mala vida, y por otra, te vas organizando ;o)
      Besos!

      Eliminar
  12. Que se mejore tu marido. Me parece que tu hijo se niega hacerse mayor.:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente!! está felizmente instalado en la infancia.
      Besos

      Eliminar
  13. Mira este vídeo, creo que te va a encantar:

    http://youtu.be/pJe5IX7eDlQ

    Un beso, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno!! los niños son únicos... dan para ese momento y muchos más.
      Besos y bienvenida

      Eliminar
  14. Ay Matt, como me suena todo eso...

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí verdad?. Un beso guapa y bienvenida!

      Eliminar
  15. Bueno, guapa...poco a poco las cosas irán cogiendo su cauce......a mí este país tb me tiene de muy mala hostia, bueno el país no, la gente hijadeputa que lo dirige.

    Tu hijo es muy grande, siempre te lo digo, y sus razonamienos son fantásticos!!!

    En fin....piensa que ya no queda tanto, aunque sea una putada lo del Fremap, y evidentemente no hay quien entienda semejante estupidez!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema es que esa gente que lo dirige es la elegida por la mayoría. En el fondo no nos importa lo suficiente o tomaríamos medidas más drásticas, intervendría más la ciudadanía, y no este consentimiento...

      Lo de mi hijo es mucho pa´l body, el es así de disfrutón.
      Besos!

      Eliminar
  16. Paciencia, hermosa. Son esas rachas tontas en que se junta todo. Un horror.
    El tema de los abusos es que somos así. No tenemos mesura ni para unas cosas, ni para otras.
    Lo de tu niño y el charco me ha llegado al alma.
    ¡Lo entiendo perfectamente!
    Te diré un secreto: Shhhhh Cuando estuve en mi casa (Panamá) en Octubre, un día que andaba sola en el coche y empezó a caer un aguacero de los de allí tropical de verdad. Me baje y empecé a saltar en un charco que habí en un campo. :P
    Cuando llegue a casa de mi hermano, le dije que había dejado el coche aparcado lejos y me había calado :P
    ¡¡Me encanta saltar en los charcos!!
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay Dolega!! eres la monda!! y lo mejor es que la anécdota me encaja totalmente contigo!!. Qué gusto, ser tan capaz de disfrutarlo todo, hasta un charco, jajajajaja.
      Besotes

      Eliminar
  17. AY jamía vaya tela... Oye!! Mirate lo del tobillo que un esguince mal curado tiene mucha guasa.

    Lo de las bajas cómo te entiendo...pero oye yo que trabajo en una mutua, a mi compañero el supervisor de CC no se le ocurre citar en consulta a un paciente que esta convaleciente y que necesita reposo... Algunos son más papistas que el papa leñe...

    Y lo de tu S. que me vas a contar que no me vea venir, jajajjajaja
    El mio vino el sábado rebozado en barro de cabeza a pies...estábamos comiendo en una venta y resbaló en una barrizal.. Traía tal carita de pena que no pude ni regañarle..criatura...

    ResponderEliminar
  18. Vaaaaya tela... pues sí que llevas buena racha, sí. Pero bueno, cielete, después de la tempestad vendrá la calma y ya verás que todo se irá solucionando. Suerte!!

    ResponderEliminar
  19. Hija mía, que mala suerte, por favor. Espero que todo vaya yendo mejor y que se vuelva del revés, una racha de buena suerte ;)

    ResponderEliminar
  20. Espero que la cosa se haya calmado ya y los peques están ya todos bien y tu marido lleve bien la recuperación. Animo porque ciertamente me imagino el panorama y te admiro. No me he visto en ninguna de esas aun y cruzo dedos para no llegar... Lo de los charcos, genial :) Yo también quería llevar botas de agua para poder saltar en los charcos, jejeje. Besos

    ResponderEliminar