sábado, 7 de marzo de 2015

Hoy cumple tres meses

Tres meses de olor a bebé, amor con sueño y sacaleches on fire.

Tres meses de acordarme del que dijo que los hijos unen a la pareja, que obviamente era un soltero sin descendencia. En realidad sí hay un punto de unión de la pareja, por la responsabilidad compartida. Pero dejas de tener tiempo para el otro, para el ocio en común y para uno mismo. Tener un hijo tiene muchas cosas buenas, pero ésta no es una de ellas. Así que por mi parte: cero puntos a la unión de pareja.

Tres meses de babeo, ternura y achuchones.
Tres meses de pensar si las madres de lactancia materna prolongada nunca tienen ganas de una caña o un buen rioja.
Tres meses de quedarme loca con su sonrisa, de sentir felicidad de la buena, de morirme de miedo solo imaginando que pudiera pasarle algo malo.

Tres meses de blog semiabandonado teniendo mucho más tiempo para él que antes.
Tres meses de minipiececitos, minimanitas, y minitodo. De paseos cada mañana empujando el cochecito con orgullo.

Tres meses de agradecimiento por la suerte de tener un bebé tan bueno, por tener tres hijos preciosos y sanos que son lo más importante, de lejos, que he hecho en la vida y mira que yo he hecho muchas cosas...

27 comentarios:

  1. Felicidades por esos 3 meses!
    Yo reconozco que me he tomado alguna caña cuando el niño se ha dormido.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me da miedo que pase alcohol a la leche. Según elactancia.org la cerveza tiene nivel 2 de riesgo. Después de un año de privaciones puedo esperar un poco más...
      Pero ganillas tengo!!
      Besos

      Eliminar
  2. Ya llevaba tiempo sin leerte. Yo también he estado semidesaparecido, así que ahora me pondré al día.
    Me gusta verte tan contenta, Matt.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Tres meses que llevo envidiándote un montón.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte me encantaría tener el tiempo que tienes tú para tanto cine como estás viendo últimamente y reflejando en tu blog. ¡No se puede tener todo! y cada momento tiene su gracia.
      Besos

      Eliminar
  4. Felicidades por esos tres meses!!!! Si es que respiras amor. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor del bueno Alter, no lo sabes tú bien. Besotes

      Eliminar
  5. Tampoco creo que los hijos unan a la pareja. Unirán a los padres, es decir: a X y Y como papás de Z; pero no a X y Y como pareja.
    Yo bebo muy poco alcohol, así que no me costará -no me ha costado- privarme de la piña colada que se me antoje alguna vez. Si tuviera que no comer chocolate -como de hecho, dicen algunas-, otro gallo nos cantaría...
    Pero, bueno, lo importante aquí es decir: ¡Felicidades! Tu entrada está llenita de amor desde la primer letra hasta el último punto. Es hermosa :)

    ResponderEliminar
  6. En una alegría leerte así, felicidades a ti por ese regalo de tres meses.

    Pero sí te voy a decir una cosa, que seguro muchos, reconocerán en propia experiencia. Intentad por todos los medios compartir bien las tareas y buscar un hueco cada día para vuestra vida en pareja, para tener lo mismo que antes, eso es importante y evitan muchísimos problemas de pareja.

    Perdón por el atrevimiento, Matt.

    Apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que perdón?, te agradezco el comentario. Y de hecho soy consciente de lo que me aconsejas. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. En cuanto a compartir tareas, eso lo tenemos dominado. No hacemos las mismas cosas a medias, sino que cada uno de nosotros hace lo que mejor (o menos mal) se le da, pero al final quedamos bastante empatados. Yo suelo hacer más tareas del cuidado de hijos, y él hace más de la casa, en general.
      Lo de la vida en pareja es lo que cateamos, pero también me parece normal que los primeros meses de bebé eso sea así. Dentro de unos meses, cuando tenemos una rutina más establecida y la nena esté más mayorcita, seguro que conseguimos volver a sacar nuestros momentos de pareja.
      Un beso Yeste

      Eliminar
  7. Tres meses de lectoras babeando y envidiando cada vez que te leen...

    ResponderEliminar
  8. Tresmil Felicidades y enhorabuenas de nuevo, disfrutalo mucho, de verdad. Ya pasará y te podrás tomar tu buen Rioja o esa caña ansiada, y pasará antes de que te des cuenta, y lo sabes.
    Besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, lo se, lo cual no quita que a veces, pocas, para lo impaciente que soy yo con todo, me entren las ganas.
      Besos

      Eliminar
  9. Felices tres meses de todo eso tan lindo!!!
    beso

    ResponderEliminar
  10. Que envidia Matt, que suerte tienes. Los hijos unen, pero mas adelante, yo siempre digo que jamás había discutido con mi contrario hasta que no nació mi hada y llevábamos 11 años juntos, los hijos sacan tu lado más egoísta, tú sabes lo que le conviene, tú sabes más que nadie y el otro nunca ayuda lo suficiente, pero sí, yo pienso como tú, mis hijos son, de lejos, lo mejor que he hecho en mi vida, eso sí, no estoy yo tan segura como tú de haber hecho muchas cosas buenas.

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me refería a que he hecho muchas cosas buenas, sino a que he hecho muchas cosas. Así, en general. No soy el caso de una mujer cuyo objetivo y vocación era ser madre y es a lo único que se ha dedicado. No. Descubrí que era mi vocación una vez que los tuve. Pero antes estudié, viajé, trabajé como consultora currando muchísimo y pasándolo muy bien. Creo que tuve una vida plena y muy buena antes de tener hijos. Pero cuando los tuve, mi vida tomó otra dimensión. Ser madre para mi es otra cosa, no es acumular experiencias, como era mi vida anterior. No se explicarlo.

      En cuanto a la unión de la pareja, mi mayor tiene ya 11 años y sigo sin verle el punto a la unión de la pareja. Como decía Silvia, une como padres, pero no como pareja. A mi me pasó como a ti, cuando nos casamos ya llevábamos juntos 8 años, y nunca discutíamos. De hecho, mi marido y yo prácticamente solo discutimos por temas derivados de los hijos. Tampoco es que discutamos mucho, nos llevamos muy bien y seguimos felizmente casados. Pero los roces, los piques, muchas veces de puro agotamiento, son consecuencia de nuestra condición de padres.

      Un beso

      Eliminar
    2. ¡Cuatro, cuatro (putas) veces me ha borrado tu blog este comentario, coño!
      último intento, lo juro...
      Te decía (cuatro veces) que tú fuiste consultora, yo auditora, durante casi 6 años, 3 de los cuales pasé viajando por América Latina y fueron mi mejor momento profesional. Estaba el lo alto cuando, voluntariamente, pedí cambio de unidad, yo quería ser madre y eso no era compatible con pasar 6 meses al año fuera de casa, ni siquiera esperé a estar embarazada y menos mal, porque me costó dos años y muchos tratamientos.
      No me arrepiento de haber semi aparcado mi ambición profesional, yo quería trabajar, quiero trabajar, pero lo primeros son mis hijos, mi familia, no tengo ninguna duda.
      Si tener hijos te une como pareja..., bueno, te une, como familia, como proyecto, como compañero de viaje, como planificador de objetivos, claro que te une. Es cierto que las "cosas de pareja" se resienten, estás más cansada, siempre hay algún reproche a la contraparte y a las 12 de la noche siempre hay un duende que solicita tu presencia, pero te une. Yo me siento infinitamente mas unida a mi contrario ahora después de 11 años y medio como padres, más dos años de tratamientos y después de una leucemia, que cuando me pasé. Lo único que borraría sin duda es la enfermedad de mi Sol.
      Todo esto para contarte que sigo verde de envidia, que quiero un bebé y para decirte que como se me vuelva a borrar el comentario ¡quemo el ordenador!

      Lou

      Eliminar
  11. Enhorabuena por esos tres meses, a disfrutar de los que quedan por venir!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Ya han pasado tres meses???? El tiempo vuela!!!! La verdad que los comienzos con los bebes no son faciles, y como bien dices... no unen las parejas... menos mal que es una temporada, que luego todo se va encaminando y todo acaba encajando a las rutinas de antes...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bebes son muy absorbentes, en este caso, no se si por ser el tercero o por lo buena que es la nena, pero no está siendo difícil, aunque sí es cierto que se va el tiempo solo en ella.
      Un beso

      Eliminar