miércoles, 25 de marzo de 2015

La adolescente

Voy a desarrollar un poco más el último párrafo de mi última entrada, que igual no se ha entendido bien.
La Niña mayor tiene once años, para mi a esa edad eres una niña, ni preadolescente ni adolescente ni leches en vinagre. Pero se ve que estoy equivocada. Para muestra una anecdotilla elegida al azar.

El Domingo fui consciente de que en una semana se cumplen dieciséis semanas desde que nació la bebé y que también se cumplen dieciséis semanas de no separarnos para nada. Pensé que tenía que empezar a hacer alguna cosa sin la bebé y se me ocurrió ir al cine con mis dos mayores. El Niño dijo que pasaba así que nos fuimos la Niña mayor y yo. Me costó estar esas casi tres horas (entre ida, vuelta y cine) porque además fuimos a ver Chapie que fue un poco bluf. Pero también me gustó la idea de hacer algo las dos chicas solas.
Cuando salimos del cine llovía y no llevábamos paraguas, vacié una bolsa de plástico que llevábamos y me la puse en la cabeza. Para qué queremos más. "Mamá por Dios quítate eso que me humillas".
Qué me WHAT????!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Esto mismo hace unos meses nos habría dado para muchas risas. Le habría parecido divertidísima por ponerme una bolsa en la cabeza, y sin embargo el otro día era tan humillante como si me hubiera puesto en bolas a bailar la Macarena.
Obviamente no me quité la bolsa. Lo que habría sido cinco minutos con bolsa puesta para echarnos unas risas, se convirtió en todo el camino de vuelta a casa con la bolsa puesta y la Niña caminando a dos pasos de distancia de mi. Flipo.

Llegamos al portal y se queda mirándose en el espejo. Le digo: "Estás guapísima". Respuesta: "Ay mamá, no me digas que estoy guapa que me sienta fatal". Acabáramos, la próxima vez te digo que eres el jorobado de Notre Dame hija mía.

Por suerte no está siempre así, sigue teniendo buenos momentos divertida y encantadora como siempre, y de pronto, sin previo aviso ZAS!! ramalazo adolescente.

32 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya se que esto es solo el principio. Un principio muy tempranero para mi gusto.
      Un beso

      Eliminar
  2. Ja,ja.... lo que me suena!!!!!!!!!!!!!! Yo tambien ando con la preadolescencia a tope!!! Fijate que yo con mis 13 aun jugaba con las nancys... esta visto que todo cambia a pasos acelerados... Y ahora tenemos que aprender a tratar a estas mujercitas con las hormonas alteradas... En clase de mi mayor ya tienen algunas la mestruación... que poco nos queda!!!!!!!!!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujercitas a los once años... me resisto a asimilar ese concepto!!!
      Un beso

      Eliminar
  3. Esas hormonas díscolas que empiezan a manifestarseeee... En mi experiencia con las mayores de Mr. X, los años críticos fueron entre los 11-12 y los 14-15, ahora que ambas han pasado esa fase, la cosa ha mejorado infinitamente. Si me comparo con ellas, creo que a mí me ocurrió mucho más tarde...
    Besotes y paciencia a raudales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que mi edad tonta fue de los 13 a los 15. Antes era una criaja total y después ya me había serenado.
      Un beso

      Eliminar
  4. ayyyy Matt lo que te espera bonita.... esto no ha hecho más que empezar. Armate de paciencia en grandes dosis....
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya. Pues yo de paciencia voy muy justita...
      Un beso

      Eliminar
  5. No es por desanimarte pero estás empezando. Mi hija mayor tiene 13 años y ¡un pavo que le coge todo el cuerpo! Cómo será el tema que hasta he empezado un blog con una amiga que tiene un chico de 13 años también súper adolescente, que se llama Mum&Teen y que sirve principalmente como desahogo. Anímate y visítanos. Así te sentirás más acompañada en este largo camino. Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí en tu blog lo de Mum&teen hace pocos meses, y tan ilusa soy que pensé que todavía no estábamos en ese status adolescente. Pasaré.
      Un beso

      Eliminar
  6. Muy bien resumida la adolescencia: a ramalazos. Mañana, como estrene algo y le digas que está guapísima, se deprimirá porque no te has fijado, o no le has dicho nada.
    Ahora, que la culpa es tuya. ¿A qué madre en su sano juicio se le ocurre taparse la cabeza con una bolsa de plástico? ;PPPP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que hagamos lo que hagamos, las culpables somos las madres. Siempre. Por definición de un adolescente. Qué perezón...
      Un beso

      Eliminar
  7. ¡Ay, Matt! Es que pobrecilla, su madre con una bolsa en la cabeza: ¿y si se encuentran con alguien? :D :D ¿y si el "alguien" es popular y extra-relevante? :D :D
    Afortunadamente, de aquí a que la bebita pase por lo mismo, ya tendrá mucho tiempo que se le habrá pasado a la mayor, y estarás descansada y con experiencia :D :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, eso es lo que decía, que podíamos encontrarnos con alguien del cole... Menos mal que me han llegado relevos de buen rollo con la bebé para contrarestar el ataque adolescente. Y también menos mal que el niño sigue a por uvas, como siempre, sin ningún atisbo de adolescencia, porque llevándose solo un año podría haberles dado el pavo a los dos a la vez y eso sí debe ser mortal.
      Un beso

      Eliminar
  8. Pos no te queda naaaaaa!!!
    Armate de paciencia, querida!!! Besos.
    (la boticaria desquiciada, desde mi cuenta de Google)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Boticaria! benditos los ojos que te leen. Ya se que queda mucha guerra y pronto empieza.
      Un beso

      Eliminar
  9. Jajjaja, que bueno. Toda una adolescente en potencia. Y porqué le sienta mal que le digas que está guapa?

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que se Drew, cualquiera sabe. Supongo que en ese rato cualquier cosa que hubiera dicho la habría sentado mal. Santa paciencia.
      Un beso

      Eliminar
  10. Yo también creía que a esa edad son niños y punto (yo lo era), pero al parecer las cosas se están acelerando y la pubertad cada vez llega antes. Yo con mi prima flipé mucho cuando a los 12 ya estaba con novios por aquí y por allí, con los chismorreos de fulana y mengana y cosas rarísimas.
    Yo he trabajado siempre con chavales de 14 a 17 aproximadamente que es la edad dura y cuando digo que me gustan, no significa que quiera ser su madre, la verdad, jajajaja. Son difíciles, así que prepárate porque esto no es nada. Además, bien hecho por tu parte, pero desde fuera es hilarante "mamá, me humillas" y se adelanta un poco toda ofuscada para que no la vean contigo al lado. XDDDDD
    En fin, aprovecha mientras los venazos sean así de divertidos.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, divertido visto a toro pasado. Es cierto que cuando se lo conté a mi marido me meaba. Pero en el momento yo estaba flipando. Es que ha sido en cuestión de semanas el empezar a tener estas reacciones. Ya te digo que si esto mismo hace un mes, nos habría dado para muchas risas y cero humillación.
      A mi los adolescentes solo me hacen gracia en los libros juveniles bien escritos o en algunas pelis buenas tipo Juno o Las ventajas de ser un marginado. En la vida real, especialmente en la vida real de mi familia, me cansan.
      Un beso

      Eliminar
  11. Que Dios te pille confesada, no digo más. Bueno, sí...que a los once son preadolescentes aunque quieras negarlo, no sé si está muy contrastado, pero van respecto a nuestra generación con dos años de adelanto, para comparar tienes que pensar en tus trece y te saldrán las cuentas, lo malo es que creo que a partir de los 20 se ralentizan otra vez y siguen en la adolescencia, con lo que se ha conseguido que ésta dure una eternidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú con la Seta tienes ya un máster en adolescencia, así que me fío de lo que dices. Me encaja además ese absurdo de adelantarlo y luego retrasar la salida. Ufffff. Perezón.
      Un beso

      Eliminar
  12. Visto desde fuera, la frase es hasta graciosa pero vivirlo no debe ser lo mismo. Jajajaja. Ánimo, que todos hemos estado ahí y sabemos que se pasa... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hasta que se pasa es muy pesado Alter, muy pesado. Sobre todo empezando tan pronto, ay.
      Un beso

      Eliminar
  13. No tengo hijos y ni siquiera sé si los voy a tener alguna, pero por mi trabajo trato todos los días con "niños" de entre 7 y 17 años y te sorprendería ver lo mayores que parecen algunos de los pequeños, y lo críos que pueden llegar a ser alguno de los mayores.

    Creo que el problema está en querer poner líneas que separen unas etapas con otras: por que tu hija tenga 11 años no puedes decir que siga siendo una niña, ya que todo radica en lo que tenemos encima de los hombros.

    Como te han dicho por ahí arriba, mucha paciencia que aún te queda lo peor/mejor, jaja!

    Un saludo!

    P.D. Te sigo, que me ha gustado tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Carolina. He pasado por tus dos blogs, el de restaurantes pasaré puntualmente a consultar, pero del otro me quería hacer seguidora pero no tienes la opción de seguir.
      Aprovecho para hacer un llamamiento generalizado: blogs del mundo, habilitar el poder seguir desde el perfil de blogger, yo leo desde blogger reader, no quiero seguir por email ni por cualquier otro canal que ya tengo saturado. Ale, ya me he quedado agusto.
      Un beso

      Eliminar
    2. Yo creo que no se puede, Matt. Yo tengo el gadget de "seguir" normal, con el que es muy fácil hacerse seguidor, en uno de mis blogs. Pero cuando intenté con los otros, no pude. Para hacerme seguidora de los que no tienen ese gadget, "doy de alta" en mi lista de lectura de blogger (tampoco me gusta seguir por e-mail).
      ¡Saludos!

      Eliminar
  14. Yo también crei que tendría una niña hasta los 13 o más como lo fuñi yo...pero... me dí de cara con mi preadolescente de escasos 10 años con la que ahora de 11 y poco flipo en colores y la tengo más controlada que el control aereo a un avión, estos niños de hoy vuelan...aunque no les demos las alas para hacerlo, "maduran" mucho antes que nosotros, quizas tanta información tenga la culpa (esas son palabras de mi señora madre).
    Besotes y vamos que podemos!!

    ResponderEliminar
  15. jaja.. se va acercando a la edad del pavo! Es que es inevitable, a esa edad todos nos volvemos medio tontos.. por suerte despues crecemos y se nos pasa.
    beso!

    ResponderEliminar
  16. ¡Que suerte que mi hija ya tiene 21! No querría volver a pasar por esa etapa. Un abrazo y paciencia!

    ResponderEliminar
  17. Menuda época se avecina, madre mía!! Aunque con el niño será peor aún... por animarte y eso, digo, jajaja!
    Besos!

    ResponderEliminar