jueves, 19 de septiembre de 2019

Herniada

Voy a aprovechar que estoy de baja para venir a pasar el polvo en este mi olvidado blog.

Os cuento que la baja se debe a que me acaban de operar de una hernia umbilical. Hace ya unos meses vi un pequeño globito que se me formaba justo encima del ombligo, no tenía el aspecto de las hernias umbilicales típicas por no estar en el centro del mismo. Decidí pasar del tema, como hago siempre en inicio con todos mis temas de salud. Pero claro, el verano, con sus mil horas en bikini en playas y piscinas, me han puesto difícil olvidarme del asunto y a finales de agosto decidí ir al de digestivo. Hernia operable, mejor pronto que tarde, y efectivamente, en 10 días estaba operada.
Ha sido todo tan rápido, y como tengo medio fobia a todos los temas médicos, no quise saber nada de la operación. Mis dedos no fueron a preguntar a señor google, ni tampoco hice muchas preguntas en consulta. Con lo cual iba ingenua e inocente a la operación, y ahora me encuentro con que esto es más de lo que quise pensar que era. Por lo pronto me han dado la baja, tengo 12 grapas en el corte que me hicieron en una media luna que rodea el ombligo, y estoy bastante incómoda. Pero también es cierto que cada día estoy mejor que el anterior, así que espero en una semana volver a ser persona con vida, que pasea, trabaja y puede agacharse a recoger lo que se le cae al suelo.

Paso a temas más agradables como contaros nuestro verano. Las vacaciones las cogimos las tres primeras semanas de julio, y como siempre, genial. Los que ya me conocéis sabréis que tengo el don de vacacionar como los ángeles. Qué diréis, pues vaya don de mierda, eso cualquiera. Pero no, dicen los telediarios que en vacaciones hay más discusiones y divorcios, por el tiempo extra de convivencia. Y dicen mis compis que echaban de menos volver a la rutina. A mi esas cosas no me pasan. Yo discuto con mi marido durante las épocas laborales, en las que estás cansada, con sueño, y hay que hacer la compra, y el uno no hace los deberes y la otra está con otitis por el frio que pela. Pero yo en vacaciones soy feliz, estoy descansada, y no me da por discutir sobre si playa o montaña, o pedimos paella o pescado frito.

La mayor ha pasado un verano buenísimo, estuvo primero con nosotros de vacaciones. Y lo de "con nosotros" es un decir, básicamente porque compartíamos techo para dormir, pero el resto del día lo pasaba con la pandilla de aquí para allá, haciendo nada y hablando con ellos más de lo que habla con sus padres en todo el año junto. Después de las "vacaciones familiares" la mandamos tres semanas a Berlín a hacer un curso de alemán. Ya estuvo el año pasado en un pueblo pequeño y en familia, y este año pidió ciudad y colegio. Como saca tremendas notazas en el cole, y aunque a priori me gusta más que vaya a familia para que la inmersión cultural sea más completa, se lo concedí. La ventaja es que hay pocos españoles y máxime de su edad, que vayan a hacer cursos de alemán a Berlín, así que igualmente aunque estuviera en colegio, aprovechó la experiencia de un ambiente muy internacional y de diferentes culturas. A su vuelta pasó unos días con nosotros y detrás se fue a Galicia con la familia paterna, seguido de viaje al sur con la familia materna. Es decir, que no ha parado y lo ha pasado fenomenal. También en verano ha cumplido 16 años. Sigue muy adolescente, pero parece que más serena cada día. Seguimos teniendo una relación bipolar con días en los que es la de siempre, cariñosa, risueña, divertida, y otros en los que deja en pañales a lord Voldemort. A mi me cuesta mucho llevarlo con paciencia y con calma en sus días de furia desatada con el mundo y sin motivo ni causa aparente. No se me da bien ser madre de adolescentes, la verdad.

El niño, como siempre, ha sido muy feliz en verano. A él le quitas las obligaciones escolares y le entra una paz y un relax por el cuerpo, que da gusto estar a su lado, con hormonas adolecentes incluidas. Aparte de que tiene una adolescencia mucho más suave que la de su hermana, es por lo tranquilo y relajado que está él en cuanto se quita de encima libros, deberes y exámenes. Su verano ha consistido en vacaciones familiares con nosotros, compatibilizando los ratos en pandilla con ratos de paseos por la playa conmigo, coger cangrejos con la pequeña, y pegarse nadadas con el padre. No necesita tanto del grupo de iguales como su hermana solo 16 meses mayor que él. Luego se quedó en Galicia una semana con los abuelos y primos, y le mandamos dos semanas a un campamento de inglés en Marbella. No quiso salir a un curso al extranjero y no le quisimos forzar. El resto del verano en casa. No quiso ir al sur con mi familia, porque él también necesita pasar tiempo en casa, metido en su cuarto con sus comics, sus juegos de ordenador, o viendo series conmigo (nos hemos zampado Siren de HBO del tirón, juntos comiendo unos días palomitas, otros edamames). Las mañanas de agosto mientras nosotros estábamos trabajando se dedicaba a tareas tales como la siguiente: se recorrió todas las tiendas de mascotas del barrio para ver si las jaulas de roedores cumplen las medidas de la normativa. Os preguntaréis ¿tiene hámster o roedor alguno?, no, ¿va a tenerlo?, tampoco. ¿Entonces?, pues ni idea, él es así, solo puedo deciros que concluyó que todas incumplen la normativa. Esa que yo no sabía ni que existía.
Yo me imagino a mi hijo, con sus camisetas de Stranger Things, su metro de ikea en una mano, y agenda y boli en la otra, que entra en las tiendas y se pone a medir jaulas, y cuando se acerca el dependiente a preguntar si necesita algo, le dice que no gracias, que está mirando, y me da la risa tonta.

La pequeña sigue siendo el juguete de la familia, es para comérsela de bonita, de linda, de buena y de simpática. Se lo ha pasado genial en la playa, ya nada sin manguitos y bucea cual animalillo acuático, y pasarse el día descalza, morena, y sin ropa, la hace feliz. Es una pena que no haya apuntado sus mil ocurrencias simpáticas de este verano, porque ahora mismo no recuerdo ninguna. He ido a twitter porque allí escribo poco y menos, pero cuando lo hago suelen ser sus ocurrencias graciosas pero solo he dejado constancia de un día de cariñoseo máximo en el que me dijo: mamá, te quiero al cien por cien y al siete por uno.
Mientras ha estado haciendo calor hemos ido cada tarde al club a bañarnos en la piscina, y la mujer lo disfruta lo mismo que si la llevas al caribe con escala en Disney world. Es muy disfrutona y alegre. Ahora ha empezado el cole, y aunque yo se que no es su pasión, va siempre sin una queja, se lo pasa bien allí, aunque si la dieras a elegir, sin duda cogería vacaciones eternas, como su madre y su hermano. La mayor por ejemplo no aguanta estar demasiado tiempo sin una exigencia, siempre tenía ganas de volver al colegio después de verano, y la sienta bien la presión de los estudios y la competitividad. El padre creo que también disfruta de su trabajo y le gusta alternar rutina laboral con periodos de vacaciones. Supongo que esto último es lo más sano. Pero mis dos pequeños y yo, podríamos vivir eternamente de vacaciones, alternando playa, piscina, montaña, durmiendo hasta que el cuerpo diga que es suficiente, y comiendo cosas ricas.... mmmmm.... soñar es gratis....

Besos

19 comentarios:

  1. cuídate mucho, los postoperatorios son muy pesados, pero es importante ir despacio y con buena letra!

    :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé lo sé, y te hago caso que tienes experiencia en estos trances.
      Estoy haciendo reposo, curando la cicatriz como oro en paño y siguiendo todas las recomendaciones médicas. Porque me han comentado que si no cicatriza y cura bien la hernia se puede reproducir, y solo de pensarlo me da un parraque.
      Besos

      Eliminar
  2. ¿Dónde hay que apuntarse a las vcaciones eternas? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si encuentro la lista te aviso :)
      Pero vacaciones de verdad, no el no trabajar porque estás de baja o en el paro, que nada que ver.
      Yo quiero lo que he tenido tres semanas, pero todas las semanas del año, casi ná...

      Besos

      Eliminar
  3. A pesar de que hacía un tiempo que no nos hablabas de ellos, los chicos siguen perfectamente reconocibles. La responsabilidad de la mayor, la cachondez del chico y la pequeña un sol. Seguirá siendo la chiquitina incluso cuando tenga veinte años.
    Celebro saber de vosotros, aunque sea por culpa de la hernia. Paciencia con ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Macondo.
      Mis dos hijos mayores tienen unas personalidades tan marcadas como opuestas.
      De la peque por ahora lo más claro es lo cariñosa y lo simpática que es. Tengo mucha intriga por saber cómo será en el tema estudios. Ojalá un punto intermedio entre sus hermanos!.
      Un beso

      Eliminar
  4. Siento que estés de baja pero me encanta leerte, así que no hay mal que por bien no venga.
    Mi verano ha sido intenso, genial pero intenso, tanto que creo que necesito vacaciones paa descansar del veraneo y todo esto te lo cuento mientras controlo que mi hija esté de vuelta a casa a una hora razonable, que mi Sol se duche ("luego mamá") y que Garbanzo suelte la tablet antes de que los dedos se le queden pegados. el padre, contrario, mal, epicondilitis aguda en los dos brazos, así que aquí está la tonta de siempre tirando del carro...
    Pues eso que tengo pendientes muchas entradas pero que me encanta saber de tí.
    Besos y a por esas vacaciones eternas, yo me apunto

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena todo: horarios, tablet y no-duchas... Hay determinadas cosas que las tienen todos a esa edad.
      He tenido que buscar lo de epicondilitis, porque no lo había oído nunca. Ya he visto que es lo que se denomina comúnmente codo de tenista. Mucho ánimo a los dos.
      Y muchas gracias por pasarte siempre con tan amables comentarios. Escribo tampoco que las últimas veces cada vez que lo hago pienso que ya no va a venir a comentar nadie. Y para mí la gracia del bloque está precisamente en los comentarios y las relaciones que se forman aunque sean a nivel digital.

      Muchos besos

      Eliminar
    2. He probado a dejar el comentario anterior dictando con voz el mensaje, y veo varias cosas raras, jajajaja. Traduzco:
      Tampoco = tan poco
      Bloque= blog

      Eliminar
  5. ¡Siempre me da tanto gusto leerte!
    No imagino una ocupación más interesante para el verano que revisar el apego a la normatividad en cuanto a jaulas para roedores XD
    Gracias a Dios porque a pesar de que la adolescencia es la adolescencia, los mayores no se ponen en peligro y siguen siendo un encanto.
    Yo también me apunto a las vacaciones permanentes :)
    ¡Besos a los cuatro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pienso, que pierdo la paciencia con ellos y me frustro, y son buenos niños.
      Si además de las malas contestaciones, los cambios de humor y el querer estar a su aire, se sumasen cosas más serias me daba algo.
      Por ahora al menos no hemos tenido historias de llegar borrachos, dejar los estudios ni cosas así.
      De tema novios tampoco nada serio, aunque en principio es lo que menos me preocupa, pero también depende mucho con quien den les puede fastidiar la vida.

      Así que dando gracias, que aunque no es como cuando eran pequeños y siempre querían estar conmigo y les parecía la más graciosa y lista. Pero mira, hoy por ejemplo se queda el padre con la pequeña y nos vamos los tres al cine. A ver It 2, que no se yo cómo aguantaré una peli de terror, pero es la que ellos querían... y es una actividad que puedo hacer porque es estar sentadita.

      Muchos besos

      Eliminar
  6. ¿Te he contado alguna vez que ODIO LLEGAR TARDE A TUS POSTS? Jo***.
    Me alegro de que hayas tenido unas muy buenas vacaciones. En lo de los adolescentes, te entiendo perfectamente: tenemos que dar gracias de que sean buenos niños, pero eso no quita que discutamos por horarios, que suelten el móvil, y mil cosas más... A la peque habría que verla, seguro que está hecha toda una señorita :)
    Tú cuídate. No es lo mismo, pero a mí me hicieron una cesárea, y creía que lo iba a pasar fatal; cuando vi que no era para tanto, me lancé, y fue cuando me di cuenta de que no dejaba de ser una intervención y que requería tiempo para curarme.
    A ver si esta baja te sirve para pasarte más por aquí y contarnos historias de las vuestras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más vale tarde que nunca ;)
      No, en serio, agradezco mucho la visita y el comentario. Es bastante triste que ya no pase ni la mitad de gente que antes, y echo en falta a muchos de los habituales. Miro entradas pasadas de hace años y es nostalgia pura. Menos mal que seguís un pequeño reducto, fieles, a pesar de lo poco que me prodigo por aquí. Pero bueno, no tengo de qué quejarme ya que yo misma ya no interactúo casi en los pocos blogs que sigo leyendo.

      Besos

      Eliminar
  7. Hols. Me alegro de que sigas tan bien. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en general y en lo importante, todo va razonablemente bien.
      Gracias, Susana

      Eliminar
  8. ay! qué gusto que no se me haya pasado esta entrada, ya te extrañaba!
    Leo esto de "No se me da bien ser madre de adolescentes, la verdad." y me recorre un sudorcito frío por la espalda, sufro por anticipado con mi preadolescente en casa.
    Tu hijo es un emprendedor nato, busca respuesta a cosas que nadie más se pregunta, me encanta!
    Descansa y recuperate pronto, besos a la peque :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi siempre me dio miedo cuando llegara la adolescencia, y efectivamente, es duro. Especialmente con la mayor porque la del niño está siendo muy suave. Las chicas en general son más intensas, para lo bueno y para lo malo.
      El niño no se si es emprendedor, pero peculiar un rato, y que se fija en cosas que nadie más se plantea, eso también.
      Un beso

      Eliminar
  9. Aunque hacía tiempo que no me pasaba, me alegro de haber entrado aquí para leerte. Ya sabes que el mediano siempre ha sido como mi debilidad. Ya con que lleve la camiseta de stranger things... Es que soy muy fan. Lo de medir las jaulas me ha flipado muchísimo!! La pequeña debe estar enorme yo siempre recuerdo lo del maldito pony jaja

    ResponderEliminar
  10. Esta es una invitación abierta para que formes parte del conglomerado más grande del mundo y llegues a la cima de tu carrera. Al comenzar el programa de reclutamiento de este año y nuestra fiesta anual de cosecha está casi a la mano. ¿Quieres unirte al gran hermano hermano Illuminati hoy por la riqueza de la fama?
    y riquezas ???
    Contáctanos en Hangout a través de leovincey08@gmail.com o WhatsApp: +2349033667873 o haz clic en el enlace 👇 https://wa.me/2349033667873

    GRACIAS.

    ResponderEliminar