jueves, 13 de junio de 2013

Amores

Hay muchos tipos de amor, y dentro de cada tipo, muchas evoluciones de ese amor.
Sin pensar mucho se me ocurren:
-          Primer amor
-          Amor verdadero

-          Amores perros

-          Amor platónico
-          El que crees que es amor y con el tiempo te das cuenta que era otra cosa.
-          Amor de madre… aquí quería yo llegar. El resto de amores están suficientemente documentados en cine, literatura y tradición oral, como para que cuando te topas con él, sepas a qué atenerte. No es esa mi experiencia con el amor de madre, que me pilló por sorpresa y no es como me lo esperaba.
Estamos hablando de un amor, que al menos en mi caso, es capaz de provocar calor en la zona del pecho y/o dolor de tripa.
Cuando todo está en paz, les miro cuando juegan, o cuando duermen, de pronto una llamarada de calor me llena el corazón. A mí al menos me pasa así, no estoy en plan poético, literalmente siento calor y algo como zozobra en el pecho.
Cuando están enfermos o algo no va del todo bien, el miedo que se apodera de mi tampoco tiene parangón. Nunca he sentido tanto miedo en mi vida como el miedo de ser madre. Es algo que no te esperas, que llega de golpe, sin avisar. Tienes a un bebé en brazos con fiebre alta, y ahí está, el miedo, te duele la tripa y sientes náuseas. Y una vez que empieza, ya las has liado, volverá cada vez que tus polluelos tengan algún problema. Es un miedo pegajoso e impotente.
Por otra parte el amor de madre que he experimentado en estos años ha sido el más constante que he conocido.
Los otros amores evolucionan más, sobre todo el de pareja, pasa de un amor apasionado a un amor más tranquilo y confortable, también con apasionamiento en momentos, pero en general hay muchos más matices que van variando en ese amor. Mi amor de madre casi no ha evolucionado en estos 8 y 9 años respectivamente. Es un amor constante, primitivo, ilógico.
 


32 comentarios:

  1. Pues yo no le veo nada de ilógico. Creo que es una de las cosas más normales del mundo. Lo ilógico es cuando ves una madre que ha hecho barbaridades con sus niños. Que vivan las madres!!! Es el amor más desinteresado del mundo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. con lo de ilógico me refiero a que no es algo que te planteas a un nivel racional o lógico, sino que te sale de las entrañas, es visceral, primario. Y te lleva a unos extremos que tampoco tienen mucho de lógico...
      Un beso!!

      Eliminar
  2. Ayyyy, el primer amor!! Lo que se sufre, leches!
    Estoy contigo Matt, el amor de madre es visceral. Y a mí, que tenía ganas locas de ser mami, también me pilló por sorpresa :)
    Muuas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. verdad?, es muy difícil de explicar e imposible de imaginar antes de sentirlo.
      Un beso!

      Eliminar
    2. Yo lo imagino mucho; seguro que no sé cómo es; pero lo imagino mucho :)

      Eliminar
  3. Que razón tienes, bueno yo desde hace un tiempo a esta parte estoy obsesionada con si me pasa algo a mi que va a ser de mis cachoros, quien les va a dar ese amor que les doy yo, que será de mi sin verlos crecer.... ainss ves, ya estoy toda obsesiona...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, a mí eso también me pasa. Tengo pensamientos de lo más incómodos y absurdos, sobre si me pasara algo a mí o lo que es mil veces peor, a ellos...
      Un beso

      Eliminar
  4. Además te dura para siempre. Es incurable.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Ay... yo recuerdo ese miedo horrible la primera vez que vi a la rubia con 39 de fiebre... pensé que moría de angustia...

    Ese dolor cuando les ves llorar porque se han hecho daño... O porque alguien les dice que no quiere jugar con ellos...

    El placer inmenso cuando te dan la mano y te la aprietan o te dan un beso enorme...

    El amor más puro y más desinteresado que hay, sin duda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, lo has descrito muy bien. Un beso

      Eliminar
  6. Como ya te han dicho, el amor de una madre es para siempre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso por supuesto, pero es que además se mantiene constante. Hay amores de pareja que duran toda la vida, pero ese amor va evolucionando. Lo que me llama la atención es que, al menos en mi caso, el amor por mis hijos se mantiene exactamente igual.
      Un beso!

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo lo dijiste tal cual es, así es el amor de madre. Ojala todas las mujeres del mundo lo sintieran así, para que no abandonen ni maten a sus hijos, por que esas lamentablemente también existen
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la excepción que confirma la regla, que siempre tiene que haberla.
      Un beso!

      Eliminar
  8. Dentro de poco te cuento!!! Aunque ya me hago una idea bastante aproximada solo con llevarla dentro!!

    Me ha encantado la entrada y que chungos son todos los tipos de amor al fin y al cabo... lo bontio que puede ser el amor, y lo mucho que te puede hacer sufrir....

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se sufre sí.
      Embarazada ya se intuye por dónde van los tiros, pero todavía te vas a sorprender, ya verás. Y luego me lo cuentas ;o)
      Un beso!

      Eliminar
  9. Un amor lineal que no admite altibajos!!!
    Yo cuando miro a mi hija me siento completa, y me vienen hasta ganas de llorar!
    amor mas puro que el de ser madre, no debe existir!
    Besos y bonita entrada!

    ResponderEliminar
  10. Yo nunca sé definirlo, a veces digo que la quiero tanto que me duele, pero no es una bonita forma de decirlo, me gusta tu forma, es un amor primitivo, básico, no se puede racionalizar, ES, y te calienta por dentro como ningún otro.
    Hoy la he despertado y de repente le he visto la misma carita durmiendo que cuando tenía tres o cuatro añitos, la he tenido que abrazar y comérmela a besos, y se me saltaban las lágrimas, en esos momentos me entra como una sobredosis de ternura y amor que me desborda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, ahora he leído los comentarios y voy a añadir algo desde mi experiencia, que no quiere decir que sea así siempre, pero ese permanece constante...hummmm...sí, el amor sí, pero al entrar en la pubertad cambian cosas Matt, tristemente empiezas a descubrir otro tipo de sentimientos y algunos anteriores desaparecen, de alguna manera se produce un cambio provocado por sus propios cambios

      Eliminar
  11. Me ganaste con AMORES PERROS :P pero ya terminaste conmigo al describir tan bien todo lo que sentimos día a día...

    un besote desmadroso

    ResponderEliminar
  12. No me parece ilógico, creo que es lo más normal, es un amor incondicional por encima de todas las cosas. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal e ilógico, porque no sigue la lógica-racional.

      Eliminar
    2. Justamente, lo explica Silvia muy bien. Besos!

      Eliminar
  13. Como sois las madres, tenéis algo especial y sentís de forma especial, en ocasiones difícil de entender. Yo como padre siento un amor inmeso por mis hijos, pero a veces tengo la sensación de que no alcanzo a la de la madre, cosa que me alegra mucho. Acabo de conocer tu blog y me encanta tus post anteriores. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. El amor de madre es el que te hace despertarte de noche y dar vueltas en la cama porque sabes que el niño al día siguiente tiene examen, es el amor de madre el que sientes cuando ves a tu hijo "de bajón" y no sabes por qué aunque te lo imaginas. Y es el mismo amor el que sientes cuando le miras con sus casi 22 años que el que sentiste el primer día que lo cogiste en tus brazos y le viste la carita y aunque sea ya un hombre hecho y derecho y que afeita barba tú le ves como si tuviese la carita de bebé recién nacido.
    Besinos

    ResponderEliminar
  15. Lo has descrito perfectamente, pero es que yo creo que el amor de madre es el último rasgo ancestral que nos queda. Ante la maternidad somos todo instinto.
    Creo que si nos dejaran en un lugar deshabitado con nuestro hijo y necesitáramos salvarlo, encontraríamos la manera, de forma insitintiva. Volveríamos millones de años atrás en la evolución.
    Besazo

    ResponderEliminar
  16. Hay muchos amores y, aunque a veces pese, hay que vivirlos todos.

    ResponderEliminar