lunes, 14 de octubre de 2013

Sobre mis hijos XIX: natación y ligues

El niño ha empezado en un equipo de natación. Tiene un don para nadar, como dice mi hermana. Ya se vio desde bien pequeño. Tiene a quién salir, porque su padre fue nadador, pero de ir al campeonato de España, no como yo que creía que nadaba bien porque entrenaba el mes de julio. Así que lo lleva en la sangre.

El caso es que ha empezado en un equipo de natación. Yo me temía lo peor, porque el niño tiene el anti-don para hacer deberes. Las cosas son así.

Si viviéramos en Finlandia, pues perfecto, pero en España, concretamente en el colegio de mis hijos, de estos de toda la vida, de buen nivel académico y de mandar deberes a mansalva, veía difícil compatibilizar cole con entrenamientos.
(Breve paréntesis: mis hijos las extraescolares las hacen en el colegio, al mediodía, eso sí funciona muy bien. Pero saliendo a las 5 de la tarde y con deberes desde que les salieron los dientes, no era yo partidaria de poner actividades por la tarde).
Bueno, pues está siendo todo un éxito. Sale del cole a las 5 y vamos corriendo a casa a que haga los deberes, el entrenamiento es a las 7 y no va si a esa hora no ha acabado los deberes. VUELA. Alucinante. Entra en casa como una bala y se pone a hacer deberes, que por cierto, la mitad los trae hechos del colegio. Lo que llevo intentando desde que empezó en el colegio, y no había manera.

Este era él antes: entraba en casa y paseaba con la mochila como si no supiera a dónde dirigirse. Yo le metía un grito indicándole que a su cuarto echando virutas a hacer deberes. A los 7 minutos aprox. me asomaba con disimulo a la puerta y le veía distraído con algo, véase coger motas de polvo en suspensión en el aire, comparar tamaños de capucha de dos bolis idénticos concluyendo tras la observación que eran idénticos, etc.
Le metía prisa y me decía que “tranquila tranquila que ya me pongo”. A los pocos minutos oía que iba a beber agua o al baño… En definitiva, tardaba una hora en ponerse. Para cuando él empezaba la hermana había terminado hacía rato y ya estaba jugando, leyendo o pintando.

Este es él ahora: entra en casa como una exhalación y va a su cuarto a terminar los deberes que ya trae medio hechos. Pregunta con exigencia e impaciencia dos dudas puntuales a golpe de: mamá, corre ven, que no entiendo el enunciado y tengo prisaaaaaa. Termina casi a la vez que la hermana, se pone la mochila de natación y dice: ¿bueno qué? ¿nos vamos a la piscina?.

POR DIOS, es de anuncio de dieta milagro con la foto del antes y el después.

Ayer tuvo mucha gracia la niña, porque cuando salió el hermano de casa, le dijo con mucha guasa: que nades muy bien y que te ligues a las de waterpolo.
Y él contesto muy serio: Vale hermana.
El es de hacer mucho caso a su líder espiritual, así que cualquier día de estos nos viene entrenado y con novia, a sus 8 años. No capta la sorna con la que lo dice la hermana y se lo toma literal. Todo viene porque el primer día de entreno contó que las de waterpolo, que son mucho mayores que él, cuando le vieron dijeron: que monooooo. Es que mi hijo tiene una carita de crio muy mona, la verdad. Y mi hija que es muy guasona, con esa anécdota ya tiene para vacilarle un poco, que aunque tiene 10 años, ella es muy de vacilar, y él no se cosca.


43 comentarios:

  1. Si tanto grito, tanta desesperación y tanto bufido y la solución estaba en la piscina! Ya tienes al niño con el curso aprobado y con el cuerpo trabajado, jeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dios te oiga, espero que esto se mantenga y no sea solo la novedad!. Besos

      Eliminar
  2. Me parto contigo, Matt. Qué salao tu hijo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el chaval da material para dos blogs, yo porque me corto de estar siempre hablando de él... Besos

      Eliminar
  3. Yo es que soy muy fan de tu niño. Me parece súper divertido. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad que es muy divertido. Y en la vida real más que lo que yo escribo, porque es muy disfrutón y muy de darle ataques de risa contagiosa.
      Besos

      Eliminar
  4. Me puedo imaginar la cantidad de estres que has perdido tu con esto de la natación :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí tía, como tres toneladas de estres... y eso que yo intentaba verlo con humor, pero las tardes de deberes, sobre todo el primer año de primaria - luego lo fue asimilando - fueron épicas.
      Besos

      Eliminar
  5. ¡¡¡Yo quieroooooooo!!! Llámese natación, baloncesto, yoga o lo que sea. Y conste que este año no me puedo quejar, pero eso que has contado, ¡eso es música de dioses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tú lo has dicho, música celestial y gloria bendita... Un beso

      Eliminar
  6. jajajaja me paarrrto!!
    Recuerdo que cuando era pequeña, llegaba a casa y hacía los deberes en un pis pas... y ahora me cuesta horrores ponerme a estudiar... jajaja =)
    Pero oye, qué manera de funcionar!!!!

    Me hace gracia la nena.. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la nena es muy graciosa, pero es para verla a ella y en el contexto, cuando lo escribo no tiene tanta gracia.
      Un beso

      Eliminar
  7. Bienvenida la natación!!! Menudo cambio, imagino que estas encantada... ahora ya no vas a poder contarnos sus vaguezas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala no pueda contar ni una vagueza más... que me tuve que abrir hasta un bloque de 'Vida académica' para desahogarme.
      Un beso!

      Eliminar
  8. Yo soy fan del niño a tope. Y ahora más. Al mío le cuesta mucho hacerlos, mucho tiempo, pero se pone sin protestar y eso ya es un gran avance.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pobrecico, yo tenía cole mañana y tarde y luego deberes para el resto del día. ¡Hasta el chichi me quedé!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro, como el 90% de los niños escolarizados en España. No se cómo alguien no se plantea qué funciona mal, cuando aquí van al cole de 9 a 5, y tienen deberes todas las tardes, y luego salen con un nivel de pena. Mientras que en otros países europeos (Finlandia, Alemania etc) tienen la mitad de la jornada escolar española, y luego nos dan sopas con hondas.
      un beso

      Eliminar
  10. ¡Qué gusto! Si es que todos tenemos algo que nos motiva :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero a veces cuesta encontrarlo. Yo no me imaginaba ésto, y mira que le conozco como su madre que soy..., je.
      Un beso

      Eliminar
  11. Llevo varios días leyendo tu blog y tu peque es la pera limonera, jajaja. Mira que bien, ya has encontrado la motivación que necesitaba^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!. Pues sí, estoy encantada, espero que dure y no haber lanzado las campanas al vuelo demasiado pronto.
      Un beso

      Eliminar
  12. Jajajaja. Mira qué bien. Ya tienes con qué sobornarlo para que haga los deberes...

    Qué guasona la niña, ¿no? Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. super guasona, además desde bien pequeña hace bromas de mayor.
      Un beso!

      Eliminar
  13. La motivación es lo que tiene, jajajajaja!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por haber encontrado el plus de motivación para los deberes, cruzaremos los dedos para que le dure per secula seculorum
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es justo lo que yo espero, per secula seculorum per secula seculorum per secula seculorum...mmmmm

      Eliminar
  15. No hay como ponerlos a hacer algo que les guste como contraprestación de cosas que no les gusten. Yo lo comprobé muchas veces con el mío.
    Tu niña es que es muy niña y muy lista y las niñas listas tienen una fina ironía que los niños la empiezan a captar alrededor de los cuarenta... :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  16. Es una suerte que haya encontrado algo que le motive e ilusione siendo tan pequeño. Le hace ser responsable y serio, aunque no conseguirá nunca darle la vuelta a la sartén que tiene su hermana cogida por el mango!! Ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la hermana y él juegan en ligas distintas.
      Yo estoy encantada con este momento "nadador motivado" suyo.
      Un beso

      Eliminar
  17. Que simpáticos que son tus hijos.. que bueno que se ha enganchado con eso el pequeño!!
    beso

    ResponderEliminar
  18. Pues tendré que apuntar a alguno de los míos a natación ... y no para que liguen, sino para que hagan los deberes ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que si sale de los padres no funciona igual de bien, pero por intentarlo no se pierde nada ;o)
      besos

      Eliminar
  19. Jaja, ya te lo comenté una vez, manejar la ironía es signo de inteligencia, y a los 10 años mucho más, porque es complicado, utilizarla y pillarla.
    Lo del nadador es alucinante, si llegas a apuntarlo intentando motivarlo para que ocurriera ésto no te sale, así que es un beneficio añadido, que le dure.
    Muchos besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. efectivamente!, ya intenté muchas cosas sin éxito, del tipo: en cuanto acabes los deberes bajamos al parque, y no funcionó.
      Un beso!

      Eliminar
  20. Qué guay!!!! No sabes cómo me alegro!!!
    Y esa Niña... qué capulla! Si es que las niñas somos liantas desde que nacemos... jajajajaja! Pobre mi niño que viene en camino... se va a cagar. Ya puede ser espabilado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. he de decidir que el niño tiene bastante suerte con su hermana. Le vacila, eso es cierto, pero él no se entera. A cambio le protege, le mima, y le cuida como si se llevaran 10 años en lugar de 1 año y medio.
      Al tuyo le pasará lo mismo!!
      Un beso!

      Eliminar