martes, 25 de febrero de 2014

Grandes momentos

Mi hija fue muy precoz para el lenguaje, empezó a hablar pronto y con mucha propiedad. Al año y medio era una mezcla entre indio y germana, decía por ejemplo: yo quereRRRR iRRR parque
Todo en infinitivos y con mucha R sonora. La gente se partía cuando oía a tremenda mico hablar así.
Como se corregía a sí misma enseguida dejó de cometer fallos, y yo cuando ha cometido alguno no se lo corregía porque me encantaba oírselos.

Ahora resulta que a sus diez años acabo de descubrir dos errores que me han hecho mucha gracia.
El primero fue el otro día que estábamos las dos en un mano a mano zampándonos una tableta de chocolate y de pronto me dice:
- mamá, me das una lorza más de choco
- una qué? (conteniendo la risa)
- una lorza más
Por unos segundos me planteé no explicarle que se hice onza, además la criatura es clarividente porque cada onza acaba en lorza. Al final se lo expliqué.

Unos días después fue la siguiente, estaba ella pensativa y me dice: “yo tendré cuatro hijas, a no ser que me entre antes la epilepsia”. Después de mucho preguntar y descojonarme, me di cuenta que se refería a la menopausia. Qué grande la nena.

El gran momento de babeo de mi vida ha sido éste: el niño le pregunta al padre, así como si fuera la pregunta más lógica y normal que un hijo hace a su padre: “papá, ¿tú por qué te enamoraste de mamá?". Y atentos a la pedazo de respuesta de mi nunca suficientemente valorado maridín: “porque es guapa, inteligente y con sentido del humor”. Con esa respuesta ha ganado tantos puntos que se sale del marcador. Pero atentos que aún sigue el momento babeo amor del bueno, cuando el niño contesta: “estoy de acuerdo”. Sin palabras.

Para no terminar la entrada con algo tan empalagoso - para mí no lo es, podría oír ese tipo de piropos a diario y no cansarme, pero entiendo que a un lector ajeno a la historia le resulte tremendamente pasteloso -, termino con otra anécdota de San Valentín más propia de este blog. Nos cuenta mi sobrino que por San Valentín le ha regalado a una niña de su clase, una postal que hizo él de corazones . Ante la pregunta de si le gusta la niña en cuestión, responde:
"No, solo se lo di por agradecimiento, porque me había dado una chuche". 
Aplastante lógica romántica masculina desde los 6 años.

54 comentarios:

  1. Jajajaja ay madre que risa con tu hija. Aunque efectivamente de onza a lorza no hay mucha diferencia (en la practica)
    Y a tu sobrino me lo comía!! Que ricura! Ya quisieran los de "yo paso de San Valentin" tener un poco de esa lógica. A ver, si ella hace algo por ti pues que menos, no? jajajaja (y viceversa también)
    Y por último de pastelosa nada, a mi me encanta el amor y las palabras bonitas. El romanticismo que no muera jamás!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el romanticismo está genial para el que lo vive en primera persona, pero visto desde fuera puede parece muy ñoño. Para mí fue un momentazo, está claro.
      Un beso

      Eliminar
  2. Pues no iba mal la niña, no. Que de la onza sale la lorza. Solo que abrevió, jajaj.
    Y el momento pastelón me ha encantado!! El padre mil punto, y al niño, me lo comería!!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos han triunfado mucho con ese momento pasteleo, estuvieron los dos muy acertados ;-)
      Un beso

      Eliminar
  3. Bueno, bueno, buenoooooo!!! Pero que XY más majetes tienes en casa! Eso le sube la moral a una, dí que sí! (miedito me da pensar en lo que contestaría Mr. X...).
    Y lo de la epilepsia...vaya taco mental, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, sí, pobres, se hacen líos con las palabras. Yo de primeras no relacioné con lo que quería decir, y yo "¿¿epilepsia?? y por qué vas a tener tú epilepsia??", y ella: " a ver mamá, todas las mujeres la acaban teniendo" O_O "... eso de que ya no puedes tener más hijos".
      Acabáramos, no querrás decir menopausia?????!!!! jajajaja
      Son palabras tan poco habituales en su vida, que las lía.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Que bonita la respuesta de tu marido y luego la confirmación del peque.. para morir de amor..
    Que graciosas las anecdotas de tus niños, me encanta leerlas! beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra mucho oír eso.
      Un beso

      Eliminar
  5. Tu chica va para vidente, eso está claro. Las onzas producen lorzas y no hay más que decir, jajaja.
    El momento pasteloso no es más que una bonita descripción de la realidad. A ver si no van a poder tus dos machotes decir lo que piensan de ti!!!
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mis dos machotes me tienen conquistadísima!!
      Un beso

      Eliminar
  6. Jajaja me parto con los críos y qué marido más majo tienes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que sí, con la de años que llevamos juntos (8 de novios y 11 largos de casados) y no me canso.
      Un beso!

      Eliminar
  7. Genial tus hijos!! Y el marido de diez!! Me ha encantado el momento romanticon!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno todo. Lo de la epilepsia es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mi también me encantó, es como lo de la blasfemia del niño el otro día. Un beso Carmen

      Eliminar
  9. a veces te leo así y me dan ganas de formar una familia para que me digan cosas así de monas y tal. En serio, da gusto leer cosas así, con niños tan majos y tan ocurrentes que comen "lorzas" de chocolate. Mira que yo soy burra y no me empalagas, así que no sufras ;)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! No te creas que siempre es todo tan genial, también hay momentos difíciles. Aunque compensan con creces los buenos ;) pero hay de todo.
      La verdad que son niños ocurrentes y cariñosos, pero también tienen lo suyo.
      Un beso!

      Eliminar
  10. Tres, tres lorzas de chocolate acabo de zamparme yo.
    Mis duendes andan desennoviados estos días, así q por san Valentín fue su mami la que les regalo algo, que para eso esta enamorada de ellos, bueno, pues el lunes siguiente sale mi Garbanzo del cole y me dice muy serio: "sabes mami, le he dicho a Nora que ya no es mi chica preferida, que ella no me regalo nada y mi mamá si", interesado el muchacho...
    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay esas lorzas de chocolate, qué apetecibles siempre!! jejeje.
      Tu Garbanzo también tiene mucho potencial, eh??, menudo crack.
      Un beso!

      Eliminar
  11. Me encantan estos grandes momentos, en especial los empalagosos!!!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, la anécdota final da para un análisis profundo sí, y con la edad no mejoran demasiado.
    Dicen que no es bueno corregirles, y es cierto, lo normal es que ellos mismos se vaya autoregulando y aprendiendo a base de escuchar, además como tú dices, da hasta pena porque están tan graciosos diciendo esas cosas...más que las palabras a veces es la construcción de frases, son geniales.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaba oírles esas expresiones y esos cambios de palabras, benditas incorrecciones infantiles, me pirran. Yo no solo no corregía, sino que no dejaba que les corrigieran. Sabía que se pasaría rápido y había que disfrutarlo.
      Un beso

      Eliminar
  13. Jajajaja!!! Qué grandes tus niños! Adorables!!

    Qué suerte tienes con ellos, felicidades!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja. Lo de la lorza me ha encantado. De hecho, deberían llamarse directamente así. ¿Para qué andar con tanto eufemismo? Jajajaja. Lo de la epilepsia me ha recordado a lo de la blasfemia del otro día y he empezado a partirme de risa yo sola.
    Lo del corazón de San Valentín como compromiso social a los seis años me ha matado. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, lo de la epilepsia me recordó también al momento blasfemia, jajajaja.
      El regalo de agradecimiento por chuches es matador ;-)
      Un beso

      Eliminar
  15. De momento pasteloso nada, ya quisiéramos oir algo así todos los días para que nos levantara el ánimo, así por la mañana bien prontito lo contentas que nos íbamos a pasar el día.
    Y tu hija tiene toda la razón, es más lógico lorza que onza, a ver y si no que alguien niegue la evidencia de que el chocolate se coloca directamente en una lorza.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el momento pasteloso me pirró, pero desde fuera entiendo que empalague. Yo feliz, me pasé las horas siguientes en plan paz y amor.
      Un beso!

      Eliminar
  16. Eh!!! Tienes a dos enamorados en casa!!! Que suerte!!!
    Con la nena tendrás que tener cuidado, para que no se desilusione cuando tenga el primer chico... que no se puede elegir el sexo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, siempre me hace mucha gracia que los niños (no solo mis hijos), cuando piensan en los hijos que van a tener ya les ponen nombre y sexo.
      Menudo chafe cuando sean conscientes de que eso no está en su mano.
      Un beso

      Eliminar
  17. jajaja! qué divertido! pero lo de tu hijo diciendo que esta de acuerdo con su papa... ains!!! pa comerselo enterito!!!!!!!! mira que son monos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pa comérselo con patatillas, de #morirdeamor
      Un beso!

      Eliminar
  18. jijiji que monos son! besos a los 4 y gracias por las perlitas que nos mandan, me alegran el día!

    ResponderEliminar
  19. Si es que vivimos para esos momentos y escucharlos decir esas cosas, qué bonito! Lo de lorza... qué acierto, madre, qué acierto.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la niña es muy sabia hasta cuando se equivoca... ya lo digo yo siempre.
      Un beso!

      Eliminar
  20. Muero con la lorza....yo quiero lorzas de chocolate jajajaja un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú puedes, que son antojos del embarazo ;-). Yo no tengo excusa, y tomo demasiadas lorzas de chocolate y así están de hermosas las otras lorzas...
      Un beso!

      Eliminar
  21. ¡jajajaja Lo de la lorza me ha dejado muerta!
    Mi hijo también fue muy precoz para hablar y lo hacía muy claro, era un engorro porque se le entendía todo :P
    ¡Tu hijo es mi héroe! Definitivamente se lo van a rifar las chicas, ya lo verás.
    Prepárate para ser una suegra, suegra jajajaja
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pereza el momento convertirse en suegra, espero que encuentre una majeta, que nos aguante a todos.
      Un beso!

      Eliminar
  22. jajja, estos niños tuyos y sus cosas son geniales!!
    no sé si quedarme con la lorza o el enamoramiento! ;)
    besotes

    ResponderEliminar
  23. Pues hija, precisamente de esos momentos pastelosos nos nutrimos de cariño.

    Una entrada buenísima, las equivocaciones de los críos nos hacen reír de ternura y cuando son pequeños y tienen esa media lengua, nos gustaría retrasar el tiempo y disfrutar de su espontaneidad. Y cuando van creciendo, te partes con las palabras que relacionan con su visión de las cosas.

    Qué arte la niña con el chocolate!!!!

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
  24. Respuestas
    1. conocen muchas palabras aunque no las sepan emplear correctamente ;-)

      Eliminar
  25. Buenísimo el "estoy de acuerdo" de tu hijo. Subiendo la autoestima de los padres, al primero por confirmar su teoría y a la segunda por ... bueno es más que evidente.

    ResponderEliminar
  26. AAAHHHH ¡Pero qué bonito! Yo me retuerzo de sonrisa de imaginar oír una pregunta y respuesta como la de tu marido y tu niño :D
    Y sí: el lenguaje infantil es muy simpático. ¡Y qué ilustración del modo de ser masculino! Ya sé yo que la niña se hará su fantasía con la tarjeta de corazones, por supuesto...

    ResponderEliminar
  27. jajjajaajja.. esto me va a encantar!!!!!!!!!!! yuhuuuu!! que buen descubrimiento!!

    ResponderEliminar