miércoles, 7 de junio de 2017

Dando señales de vida

Tengo esto muy abandonado así que aprovecho que tengo unos minutos para pasar a decir que sigo viva.

Últimamente se me está juntando la falta de tiempo con falta de ganas de escribir. Tengo poco tiempo libre, pero también es cierto que si tuviera la motivación del principio, lo sacaría de debajo de las piedras para poder escribir unas líneas.

Acabo de fijarme en que hoy hace justamente cinco años que abrí el blog. Al venirme a la mente las ganas que le ponía al principio, he ido a mi blog a ver de cuándo era la primera entrada, y qué casualidad, fue el 7 de junio de 2012.
Como iba diciendo, al principio cogí esto de escribir y relacionarme a partir de mi blog con muchas ganas. Ahora han ido desapareciendo muchas de las personas con las que me encantaba comunicarme a partir de una entrada, y eso desmotiva. Estoy feliz con los que siguen y con las nuevas incorporaciones, pero una cosa no quita a la otra.
También supongo que después de años escribiendo, una se da cuenta de que ya ha comentado casi todo lo que le apetecía. Se van acabando los temas. O bien acaban siendo revisiones de las mismas cosas.
Realmente no sé por qué tengo menos ganas de escribir, estoy intentando analizarlo de forma racional, pero no tengo claro si con éxito, porque a veces las cosas son más simples. Simplemente no apetece y ya está.

Por poneros un poco al día, os cuento que en el último mes me ha caído un gran marrón en el trabajo que me tiene agotada. En mi departamento somos unas veinte personas, de ellas unas cuatro o cinco, trabajan muy poco, luego está la mayoría que trabaja lo normal, y por último estamos cuatro pringadillos a los que nos caen siempre los marrones.
Me he dado cuenta que los pringadillos tenemos la culpa de lo que nos pasa. Yo me quejo mucho de trabajar, y sabe Dios que sería feliz con una primitiva que me librara de la obligación laboral, pero luego llego a la oficina y me entrego como si me fuera la vida en ello. No lo puedo evitar. No soy capaz de decir que no a nada que me pidan y además me dedico a muerte hasta que lo termino lo mejor posible, dentro de mi capacidad. Y eso para un jefe es muy cómodo. Cuando surgen temas difíciles, obviamente no se los piden a los cuatro artistas que siempre ponen pegas a todo, tardan y lo entregan mal. Cuando surgen temas nuevos, complicados, cambios normativos que nos obligan a hacer las cosas de forma diferente, siempre nos caen a los cuatro de siempre.
En definitiva, que para compensarme me han dado un carguillo de esos que a mi no me hacen nada de ilusión, y mucho más trabajo y más responsabilidad.
Yo en el trabajo no valoro mi categoría ni mi posición en el organigrama, sinceramente, eso lo valoraba hace muchos años. Hoy en día lo que valoro es trabajar menos y más tranquila.

Aparco el tema laboral, que es bastante aburrido y os cuento de mis hijos. La Niña mayor está genial, sacando notazas, a tope con el basket y muy contenta en general.
Con el Niño estamos en tensión máxima para ver cómo acaba el curso. El está siempre en límite, en la cuerda floja, pero al final hasta ahora siempre ha salido airoso. A ver si en este su primer curso en la ESO también ocurre eso. Por ahora parece que lo lleva todo aprobado, con notas bastante mediocres excepto en biología y arte, que son sus favoritas, pero mira, yo ya con que apruebe me conformo. Quién me ha visto y quién me ve. He cambiado muchísimo en mi visión del tema académico. Solo quiero que apruebe todo y pasar un verano tranquilos, sin deberes, sin regañinas, sin obligarle a memorizar temas que no le interesan nada. ¡Deseadnos suerte para que así sea!.
La pequeña está para comérsela con patatillas. Qué bonita es, qué simpática, y qué poco subjetiva soy... Según mis padres, ejem, no exagero nada, ejem. Tiene miles de momentos y ocurrencias de morir de risa y/o de amor. Pero por contar una, la última de anoche es que estaba viendo una foto en la que salimos la mayor cuando tenía tres añitos y yo, y dice: "Es Lu, mamá y yo en su tripa". Ha debido de pensar que es imposible que ella no estuviera en nuestra vida antes, qué menos que estuviera en la tripa esperando su momento. Imaginaros qué planazo un embarazo de ocho años de duración...

Y nada más por hoy, que la pequeña me reclama.

Besos


29 comentarios:

  1. Mucha mucha buena vibra para terminar el ciclo escolar con el mediano y pera navegar por la temporada laboral.¡Felicidades por el viento en popa con la mayor y la pequeñita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvia, me llegan tus buenas deseos.
      Un beso

      Eliminar
  2. Siempre, siempre, los pringadillos tenemos la culpa de que nos carguen el trabajo de otros. ME pongo mala y últimamente estoy aprendiendo a decir que no, a mi edad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah, y mi peque aún se piensa que estaba escondido en mi barriga desde que su padre y yo nos conocimos, porque no es posible que no esté él en todos los fregaos.

      Besos.

      Eliminar
    2. Nunca es tarde para aprender a decir NO. Enhorabuena.

      Tu peque es la bomba, qué gracioso.

      Un beso

      Eliminar
  3. Pues si, a mi también me pasa que veo que al comienzo escribia muchisimo y que ahora cada vez menos.. es normal supongo. También hay mucha gente que se extraña, que ya no escriben más o no dejan su huella por aqui.. es asi..
    Que tu hijo apruebe todo, suerte con eso! Y animos para lo laboral.. tambien es algo frecuente lo que cuentas..
    Que mona la pequeña.. una simpatica anecdota.
    beso

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy un poco igual. Mucha gente se ha ido y como que ya no es lo mismo... Sigo intentando mantenerme al pie del cañón, no obstante.
    Me ha alegrado saber de ti y de tus churumbeles.
    Besos de otra pringadilla. Jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú te mantienes totalmente al pie del cañon. Eres regular, te organizas, planificas y escribes mucho.
      Yo soy tu opuesto en el mundo bloguero, porque bastante organizada soy ya en la vida real, aquí quiero caos e improvisación.
      Un beso

      Eliminar
  5. Yo pienso escribir mil entradas, las redactó en mi mente pero no encuentro el rato para subirlas de verdad.
    Yo llevo 9 años, sin apenas seguidores, da igual, no lo abrí para hacer seguidores así que no me preocupo del tema.
    En fin, que descanses fe tu marrón.
    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco abrí el blog para tener seguidores. Pero hubo una época en que pasaban y comentaban siempre los mismos, gente maja e interesante con la que daba gusto "conversar". Ahora seguís estando gente así, pero sois menos. Al menos comentáis menos, porque visitas cuando publico tengo las mismas. Pero esa "relación" que se creó con muchos de vosotros, se ha visto reducida.
      Un beso

      Eliminar
  6. Debe ser una especie de epidemia o algo, todo el mundo andamos como un poco desmotivados o desganados o qué sé yo... pero parece que el ambiente blogueril no es el mismo de hace unos años.
    Me alegro por tus niños, espero que el niño apruebe todo y así pueda hacer el vaguete en verano, jejeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha apuntado E un tema que creo que es muy cierto: Ahora mismo tenemos el wasap, instagram, YouTube y mil cachivaches más que son fáciles de usar, rápidos, cómodos... Al final se llevan más gente que escribir o leer un blog.
      Sea por lo que sea, el ambiente bloguero que tanto me encantó hace siete años, cuando empecé como lectora habitual, ya no es el que era.
      Y claro que me gusta escribir. Pero si además me leen y me comentan, me gusta el doble. Si no fuera así, no escribiría en internet. Escribiría en un Word guardado en mi C. No en la red para que me leáis.

      Un beso

      Eliminar
  7. Como somos de la misma quinta bloguera y coincidimos con muchas personas, creo que echamos en falta casi a las mismas. Además de la calidad personal de ellas, se hicieron cosas en común, que unían mucho. Al principio tenía esperenzas de que algunas volvieran, pero ya he visto que no.
    A mí también me pasa lo de que se me terminan los temas, lo que pasa que me he vuelto un poco más caradura para escribir chorradas. Me he dado cuenta de que cuanto más tardas es peor, porque vas buscando asuntos de importancia y no los encuentras.
    En tus hijos tienes un filón, sobre todo en la peque. Serás subjetiva y todo lo que quieras, pero a mí se me ha metido en el bolsillo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no te creas que busco asuntos de importancia. Aquí siempre ha sido todo bastante superficial y cotidiano. Pero aún así, no es lo mismo cuando escribía y al momento tenía por aquí a Dolega, Boticaria, Inmagina etc.
      Que no se me enfade nadie, que los de ahora me requeté chifláis. Y de hecho muchos están desde el inicio. Agradecida con los que seguís pasando por aquí, pero echando de menos a los que no.
      Un beso

      Eliminar
  8. Siento lo del trabajo. El embarazo es muy gracioso. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ¡Un embarazo de ocho años! Jajajajaja, qué horror
    Fíjate, que a mí me pasa lo que a tí con las notas. Con uno, exigiéndole mucho, y a la otra, que no suspenda...
    Suerte con las notas y con tu trabajo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a la mayor no la exijo mucho, ya se exige ella solita. Pero con el Niño cada vez espero menos, la verdad. Sigo estando encima de él, vigilando que estudie y demás. Pero con que apruebe ya estoy contenta, mientras siempre esperaba que sacara más de un 6.
      Un beso

      Eliminar
  10. pues yo llegué recientemente aquí (un año quizá? ummh)...y mi blog lo tengo (o lo tenía, que cada vez escribo menos también) como una especie de desahogo. pero sí era -hace unos 6-8 años de las que comentaba frecuentemente.. cosa que también hago menos ahora..

    supongo que son las mismas actividades del día a día. p, ej. tengo una hora con el comentario a medio escribir, el trabajo interrumpe mis momentos de lectura JA.
    también el whatsapp, instagram y demás apps que nos tienen enganchados al cel en información de fácil digestión y rápida interacción (dedito arriba o corazoncito) y si a eso le sumamos el bendito netflix -desde que lo activé, no llego ni a los 5 libros en 2 años, yo que leía uno al mes!...

    por otro lado! tienes 3 hijos, un marido, un trabajo (sin contar casa, padres, amigos, etc...) eres una súper mujer...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen apunte de lo de las redes sociales, el móvil, las series... Está claro que eso desvía mucho tráfico de la lectura de blogs y de libros.

      Muchas gracias por los piropos, pero te aseguro que de súper mujer nada... Fallo continuamente porque abarco mucho y aprieto poco.

      Un beso

      Eliminar
  11. Siempre es un placer leerte por aquí, aunque sea con menor frecuencia que antes... La vida son etapas, y unas veces hay más ganas, necesidad y cosas de las que escribir, y otras veces menos...
    Besitos y ánimo con el trabajo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, ya voy cogiendo un poco de ritmo, pero me voy de vacaciones las tres primeras semanas de julio y cuando vuelva me temo que será casi volver a empezar.
      Un beso

      Eliminar
  12. Yo, desde luego que tengo menos tiempo. Pero también tengo menos ganas... Y en buena parte me pasa exactamente lo mismo que a ti...
    Me acaba de recordar a la canción de Los Celtas Cortos de "20 de abril": "ya no queda casi nadie de los de antes... y los que hay, han cambiado"... jajaja Pues eso.

    Yo sigo teniendo claro que no cierro el blog, pero que escribiré cuando me apetezca y cuando tenga tiempo. Pasa que, que se den las dos circunstancias de manera simultánea es taaaan infrecuente... jaja

    Os deseo un verano tranquilo!!!!

    Y yo... por aquí seguiré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, es difícil que coincidan ganas y tiempo.
      A veces escribo post mentalmente, justo cuando más liada estoy, o voy corriendo por la calle. Pero luego cuando por fin se hace la paz, tengo todo recogido y los niños dormidos, lo último que me apetece es sacar el portátil para ponerme a escribir.
      Un beso y feliz verano para ti también

      Eliminar
  13. Decía una profesora de mi hijo que si quieres que te hagan algo pídeselo a quien esté muy ocupado... y qué razón llevaba la mujer....
    Cada vez que leo lo que escribes sobre el Niño te entiendo taaaaaan bien, podría suscribir palabra por palabra aplicandoselo a mi E. A ver si tenemos suerte y nos dan un respiro en verano.
    Un beso enorme guapa....¡¡y ojalá que recuperes tus ganas de escribir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Nuestros medianos siguen siendo almas gemelas?, me parto. Hace tanto que no escribes de E que ya le he perdido la pista. A ver si retomas el blog, que se te echa de menos.
      Un beso

      Eliminar
  14. Muuucha suerte para que el Niño apruebe todo!!
    Es curioso, Peque siempre me pregunta lo mismo cuando ve fotos de antes de que naciera, cómo iba a haber mundo antes de su fantástica existencia, hombreya!
    Ando como tú, con poco tiempo para escribir y poca inspiración cuando hay tiempo. Veremos!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues acabo de caer que tengo un recuerdo de mi misma con unos cinco años, pensando que dónde estaba yo antes de nacer. No se me ocurría cómo podrían mis padres vivir sin mi. Ese egocentrismo infantil es la monda.
      Un beso

      Eliminar