sábado, 11 de febrero de 2017

Estado de situación

Voy a empezar por la pequeña de la casa, que es la mayor alegría en medio de estos fríos invernales.

A sus dos años recién cumplidos esta divertida, charlatana y ocurrente. Todas las noches, en ese rato que tenemos cuando los hermanos ya están acostados y ella se resiste a dormir, hace las mayores monerías para entretenernos. Últimamente se pone gafas de sol, siempre del revés, porque dice que así se ve mejor por la noche. Adjunto foto en la que no se la reconoce pero se observa el detalle.



Ya la hemos retirado el pañal y ha sido todo un éxito. "¡No hago pis encima yoooo!" grita corriendo por el pasillo hacia el baño, cuando ve que si no corre se lo hace.

Es la mayor fan de Mickey Mouse, su programa favorito es la casa de Mickey Mouse, se queda ensimismada, contesta cuando preguntan, y por supuesto hace la Mickidanza al final del capítulo. Baila cruzando un pie delante del otro imitando a su ídolo para deleite babeante de los que la observamos.

Sigue con chupete. A los mayores se lo quité a los dos años, con ella me estoy retrasando un poco porque me he hecho más blanda, y porque pienso que son dos días, que lo disfrute. No tengo ese cuadriculamiento que tenía con los dos mayores. Todo ahora lo llevo de forma más relajada, aunque en lo fundamental eduque igual.

En septiembre empezará el colegio en infantil de 3 años, aunque no los cumpla hasta diciembre. Recuerdo con la mayor la pesadilla que fue elegir colegio y ver que el que te venía bien no iba a entrar. Ahora es otra cosa más que es mil veces más sencillo. Irá al cole de sus hermanos, donde no va a tener problemas para entrar, y ya conocemos lo que supone el cole porque ya va a ser la tercera vez que pasemos por ello. La veteranía es un grado.


En cuanto al mediano, también conocido como el Niño, nada que añadir a lo que comenté en la última entrada del tema. No estamos en nuestro mejor momento relación madre-hijo. Sacó muy malas notas la primera evaluación, tuvimos que hacer todo un encaje para que pudiera seguir con judo y teatro, que son sus actividades favoritas, y además sacar más tiempo para el estudio. Incluso y en contra de mis principios, contraté un profesor particular para él. Sin embargo, los primeros exámenes de la segunda evaluación están resultando igual de malos que los de la primera.
Ha pasado de ser un niño de 6 que a veces se quedaba en 5, a sacar una media de 5, pero con varias asignaturas suspensas... Y no las más difíciles, sino las que tiene que estudiar. En fin, solo de escribir sobre el tema, me entristezco, así que paso palabra.

La niña mayor sigue genial. Ahora mismo preparándose para ir a un partido de baloncesto. Sigue con la gimnasia rítmica, con el piano, y con muy buenas notas. Tiene sus ramalazos de adolescente de 13 años, pero poca cosa. El genio lo ha tenido siempre, pero lo saca poco a relucir. Flipa mucho con la hermanita pequeña y da gusto verlas juntas, porque además cada vez se parecen más.

Por mi parte ahora mismo estoy con un catarro potente que me pillé hace una semana, y recuperándome de un esguince en el pie derecho. Llegando a la oficina a las 8 de la mañana un día con lluvia, me resbalé de la forma más tonta y me torcí el tobillo. Me pareció que no era nada y aguanté la jornada currando, cuando salí a las 3 ya vi que algo pasaba y me fui a urgencias. Lo que pasaba era un esguince. Porca miseria. Y de fondo mi odio cada vez más visceral al invierno. El frio, los catarros, la lluvia, las doscientas prendas de abrigo que pesan e incordian... arggggg. Qué ganas de que salga el sol, los días sean más largos, podamos salir al campo o ir a pasar el día al club, sin riesgo de congelación o inundación.

Y nada más por ahora, que seáis felices.




31 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Susana, siempre eres muy amable con nosotros. Nos vemos con muy buenos ojos, pero te aseguro que tenemos momentos en que no somos tan estupendos.
      Un beso

      Eliminar
  2. Esa edad de la peque, ¡son para comérselos!
    A tu hijo creo que le pasa como al mío, que lo que son codos, es lo que más le cuesta. Y tu hija mayor (de la edad del mío) por lo que cuentas siempre da gusto. 13 años son 13 años y muchas hormonas pululando por sus cuerpos, pero si yo te contara algunas del curso del niño... (aclaro: vivo en una ciudad pequeña, y los niños, sin ser un pueblo, con esa edad normalmente tienen total libertad para moverse solos; eso se traduce en que tienen acceso a demasiadas cosas :( ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor lleva muy bien los 13 años, tiene algún ramalazo, pero en general es tranquila. Y por ahora ni sale por ahí, ni está con temas de novios. Ya llegará, pero por ahora no. Ahora mismo el deporte es lo que más tiempo le ocupa (aparte del cole, claro), y nosotros encantados con que así sea. El tener aficiones deportivas les mete en un ritmo de vida sano.
      Un beso

      Eliminar
  3. ¡Qué hermosa se ve en la foto! Ese cabello de muñeca se le acomoda precioso.
    Yo creo, por lo que veo alrededor, que algunas cosas con B las vivo como si fuera mi tercera hija; creo que es una mezcla entre mi forma de ser, el hecho de que ya no era muy joven cundo nació y lo que se me haya quedado grabado de la carrera.
    Los otros dos tienen edades también muy divertidas, supongo que la mayor diferencia es que con ellos no puede una correr a detenerlos cuando están a punto de caer, y sus caídas pueden ir más allá de un raspón en la rodilla o un chichón en la frente.
    ¡Ánimo con el catarro y el pie! Que pasen pronto las incomodidades :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene pinta de que tú eres tranquila como si fueras madre veterana.
      En mi caso, me quedé embarazada de Lucía con 29 años y era la primera de mis amigas, primos, hermanos, que iba a tener un hijo. La edad para ser madre se retrasa tanto que parecía que yo lo hacía pronto, aunque en realidad no fuera así objetivamente hablando.
      El caso es que no tenía demasiada información y me sobrepasó. Especialmente cuando a los 16 meses nació el hermano. Así que mi forma de sobrevivir los primeros años fue llevar una rutina muy estricta y fui bastante metódica y organizada. Eso implicó que también llevé a rajatabla los hitos de: a los 2 años fuera chupete, meses después fuera biberón, ahora le toca comer de esto, ahora toca que hagan esto otro.
      Comían a la misma hora siempre, detrás la siesta, detrás al parque, luego los baños, luego la cena y a acostar a la misma hora cada día.
      Sin embargo ahora todo es más flexible. Pero es que las circunstancias son otras. Cada cosa ha tenido su sentido en su momento y contexto.
      Un beso

      Eliminar
    2. Matt, esa última frase está para enmarcarse: "Cada cosa ha tenido su sentido en su momento y contexto".
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón, yo también lo que más deseo es pasar el día en el club.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. El invierno es un rollo, coincido.
    La peque está tan graciosa, con sus gafas y sus ricitos, a esta edad son muy simpáticos. Aprovecha que luego crecen y empiezan a dar guerra con las notas y las "adolescentadas", jejeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vas pasando por las edades de tus hijos por primera vez, piensas que lo más duro es cuando son bebés y que luego va siendo más fácil. Nada que ver. El principio es más que nada cansancio físico, pero lo duro viene después, cuando te traen preocupaciones de verdad.
      A mi ahora mismo me cansa mil veces más el mediano que la pequeña.
      No te quiero contar cuando entren de pleno en la adolescencia...
      Un beso

      Eliminar
  6. Haces bien en dejarle el chupete a la criatura. No creo que haga mal a nadie. Los veo disfrutar tanto con él que en más de una ocasión he sentido ganas de comprarme uno para mí.
    Es una gozada, que de los mismos padres y con la misma educación sean tan distintos.
    En todos los juramentos que eches sobre la lluvia, aquí estoy yo para firmar debajo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MACONDO JOER!! QUE TE HE IMAGINADO CON CHUPETEEEE.. ESTO NO SE HACE MAÑO, NO SE HACE........ JAJAJJJAJAJAJ

      Eliminar
    2. mira matti, aquí te pongo todas las mayúsculas del mundo jajjajajajaajaj...

      Eliminar
  7. Me ha hecho mucha gracia lo de las gafas de sol. Me recuerda a la canción aquella de "Sunglasses at night". Jajajaja.
    Ya verás cómo el Niño mejora. Son etapas. Ha demostrado que es un niño inteligente y creativo, así que saldrá airoso de la situación.
    Espero que la Niña no saque mucho el genio. Jajajaja.

    Y tú mejórate, guapa. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alter. Lo mío va mucho mejor, el genio de la mayor bastante controlado, el que no tiene remedio es el mediano. Por mucho que sus fans le apoyéis :)
      Un beso

      Eliminar
  8. Te leí hace un rato con el móvil y ahora puedo responderte.

    Me gusta un montón cuando nos hablas del día a día de la familia. También viví más relajada la infancia de mi hijo pequeño, porque se llevan cuatro años y al mayor lo tuve con 28. Y, además, somos diferentes, hemos evolucionado y sabemos más con los años y las experiencias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, la veteranía es un grado.
      Un beso

      Eliminar
  9. Buen resumen, mira, a ver si esta semana encuentro un ratin y te copio

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final no te has animado, aunque te leí el de las cosas que te hacen feliz y me gustó. Además coincidimos en muchas.
      Besos

      Eliminar
  10. Que te mejores!!!
    Y que tu niño suba sus notas!! puf, eso debe ser pesado para pelear..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas lo pesado que es. En mi casa todos fuimos buenos estudiantes, así que no sabía de primera mano la pesadilla de un mal estudiante. Muy cansado.
      Un beso

      Eliminar
  11. Échale paciencia al niño, cambiará el chip (cuando le dé la gana a él) y estudiará, y entonces te cabrearás aún más cuando descubras que es lo que a él le apetece y no puedes hacer mucho más... ains!!
    Muero con tu niña, qué cosa más bonica!! Sigue disfrutándola, y a mejorarse ese pie!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  12. quizás y sólo quizás al niño le pase lo mismo.. dos hermanas, mediano.. tipicos clichés.. por decirte algo.. porque no os conozco para aventurarme en nada más..
    el entorno hace mucho, amigos y en clase bien?y sobre todo compresión.. que lo entienda me refiero..
    un profesor particular como tal, ayuda por el mero hecho de venir de fuera.. pero en ocasiones es más importante las técnicas de estudio, hábitos y horarios que el "hoy te explico lo que habéis dado en Mates".. y puede ser que todo esto ya lo hayáis valorado.. pero por si acaso...
    ¿cuantos años tiene?

    la mayor! ole, 13 años.. lo que me gustan a mi esas edades.. son mis preferidos.. de ahí para arriba.. en lo no formal, que es mi ámbito, claro.. en lo formal, me quedo en Infantil..

    y la peque es como mi sobri!!!! mi adorada y estupendafantastica sobri.. para su cumple le llevé mi mickey mouse de cuando yo era pequeña.. que ilusión.. ella ya tenía a minnie, pero cuando vio el mio flipo... no sé si baila.. pero me voy a aprender la mickeydanza por si acaso...

    con respecto a ti.. ahora que estoy con cambios.. sólo decirte que es muy importante cuidarse de uno mismo.. así que a por ello!!!!

    mucho ánimo matti!!!!!! un besico!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Niño acaba de cumplir 12, se convirtió en mediano hace 2, pero lleva dando guerra con los estudios desde siempre. De hecho llegué a abrir una etiqueta sobre su vida académica... Cuando era más pequeño daba hasta risa, pero ya no. Entiende, en clase dicen que se porta bien, pero no estudia. Saca un 6 en mates y un 2 en reli, por ejemplo. El Profe particular es para enseñarle y obligarle a estudiar, más que nada.
      Un besito Sugus

      Eliminar
    2. jajajjajajajja... que me lo imaginaba de 8 años o yo que sé!!! tiraa.. que los doce son cojonutis para estas movidas.. ¿te sientes que te está tomando el pelo??.... no no?... ay ay ayyy.. como me pica este tema.. por curioso digo.. estaré atenta a ver que últimamente me he dedicado más a saber de peques.. y ahora que voy a estar con pubers a ver qué huelo.. a parte de hormonas.. ajjajaj.. vale, i know, me río yo sola... pero te lo digo en serio!

      de todas formas, de verdad.. que tú cuando te sature él, acuerdate de mí! jajajajaj.. uy uy uyyyyyy lo que se me ha ocurrido! jajjajaj.. necesito tu email!!!!!! jajajajajajajajajajajajajaj

      Eliminar
  13. Ánimo compañera, queda menos para la primavera y con solazo todo se siente mejor!!
    Lo del mediano no sé qué decirte, pienso que hay personalidades que no encajan con la manera en la que se enseña en la escuela tradicional (y pienso que con Peque puede que vayan por ahí los tiros), y eso no significa que sea pasota, si no que no han conseguido motivarlo. En fin, tema complicado, espero que vaya mejorando...
    Besototes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estuve pensando exactamente lo que dices desde sus 6 años hasta los 11 aproximadamente.
      Pero ahora, con 12 años y en primero de la ESO, creo que ya es hora de que entienda la vida académica "estándar". No siempre tiene que motivarte lo que te toca hacer. Incluso en una carrera bonita, vocacional, va a haber partes que no te gusten y las tienes que estudiar y punto. El proceso de aprendizaje además, siempre tiene una parte de memorizar que bonita no es, pero sí necesaria.
      De verdad pienso que en primaria le habría venido mejor un Montesori, un Walldorf... pero no pudo ser. Y a estas alturas debería estudiar y dejarse de pamplinas.
      Un beso Mo

      Eliminar